No cruces la linea

Un experto es alguien que ha cometido todos los errores que se pueden cometer en determinado campo”

Bohr

railway-rails-2738508_1920

Existe una delgada linea que separa el caos del orden.

Una linea de la cual estamos advertidos pero que muy bien no sabemos a que distancia se encuentra.

Es ese lugar en el que la indecisión se apodera de lo que está bien y lo que está mal. De lo que puede tener consecuencias maravillosas o convertirse en un auténtico desastre.

¿Qué intereses se esconden detrás de esas lineas? ¿Por qué una y otra vez sentimos haber caído en los encantos de la frontera que tenemos delante nuestra?

Resulta sorprendente pararse a escuchar las ideas de nuestros pensamientos. Cómo cosa tan “inmaterial” consigue dar un giro de 360 grados a nuestras acciones.

¿Existe la manera de hacer siempre bien las cosas?

Aún no he conocido a nadie que nunca se haya quedado con cargo de conciencia después de algo que haya sentido, dicho o hecho, porque lo cierto es que cada una de nuestras acciones generan consecuencias y por consiguiente son la puerta que nos invita a cruzar esa tan temible linea.

Pero como dice el proverbio con el que hoy inicio, sólo podemos convertirnos en expertos después de un largo recorrido de errores.

Quizás es complicado llegar a sentir que siempre estamos tomando buenas decisiones, pero un buen camino para comenzar a sentir esto es admitir que hasta nuestros errores han sido fruto de de decisiones, que aunque fueron malas, fueron correctas para continuar evolucionando.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

Anuncios

EL MIEDO

Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo”

Albert Camus

childrens-eyes-1914519_1920

¿Te has planteado alguna vez cómo consigues el respeto de los demás? ¿Educas a través del miedo de situaciones inventadas?

Llevo varias semanas reflexionando sobre nuestro sistema educativo, y no me refiero sólo y exclusivamente al legalmente establecido y a las materias obligatorias que han de conocer los menores. Estoy hablando del sistema que utilizamos en cada hogar para llegar a respetar las normas.

Para poder vivir en sociedad, por todos es sabido, que es necesario cumplir una serie de normas, ¿es así? Llegamos a cumplir esas normas por la educación que recibimos desde nuestra más tierna infancia, cuando cualquier cosa que hacemos nos parece un auténtico desafío al que enfrentarnos.

Aprendemos del error-acierto cuando nos dejan equivocarnos porque nuestros educadores suponen que no comporta un grave riesgo para nuestra integridad física. Pero, ¿qué ocurre cuando a nuestros padres les da un miedo atroz cualquier cosa que hagamos? ¿qué hacemos para evitar que los menores se lastimen? ¿qué técnicas empleamos para evadir la atención de las personas y que se dirijan a hacer otra cosa?

Generalmente, empleamos la técnica del miedo. Infundamos miedo en la otra persona, cortando así sus alas, para que pueda hacer lo que nosotros queremos que haga. De forma sutil, conducimos a la persona a que piense su miedo en vez de su deseo de crecer y aventurarse a conocer a través del ensayo error-acierto.

Nos cuesta mucho trabajo comprender que de los errores se aprenden, y aunque a veces esos errores hagan daño, lo cierto es que son errores que nos hacen evolucionar. Estamos educando a los menores desde la evitación del dolor, y por ello estamos creando a pequeñas personas que no sabrán enfrentarse a los desafíos del día a día. Enfrentar a los niños a sus propios límites, les ayuda a hacerse libre pensadores y futuros adultos que, pese a su miedo a errar, conseguirán llegar a donde se proponga.

Eso sí, es necesario educar bajo la premisa de valores morales que hagan a las personas libre pensadoras que favorezcan al bien común.

Por que… ¿que sería de la sociedad sin valores?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.