SIÉNTATE A REFLEXIONAR

Conversación entre dos o más personas que exponen sus ideas y comentarios de forma alternativa.

RAE

PERMITE QUE HABLAR SEA LA MEJOR OPCIÓN

Cuando no tenemos en frente un problema, todos creemos que seremos capaces de solucionarlo hablando.

No sé que ocurre en el transcurso del conflicto, pero lo último que quieren hacer las personas es sentarse a expresar sus ideas y ponerlas en común para llegar al buen entendimiento.

El ego, la culpa, la indecisión, la desconfianza, juegan un papel muy importante en todo este proceso de falta de comunicación. Sin embargo, está más que probado que las personas que se sientan a discutir sobre un asunto que les tiene enfrentados consiguen alcanzar una solución eficaz en tiempo récord.

Entonces… ¿qué ocurre? ¿Por que los seres humanos no conseguimos sentarnos a hablar antes que destrozarnos las vidas viviendo en conflicto?

¿Acaso preferimos seguir sintiéndonos victimas del mundo?

¿Acaso nos aporta placer saber que estamos sufriendo “por culpa” de un otro?

¿Acaso somos incapaces de combatir nuestros egos y pedir disculpas a tiempo por nuestros errores?

Recuerda: Tu conflicto bien mediado es un problema resuelto.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

 

Anuncios

5 RAZONES PARA ACUDIR A MEDIACIÓN

La mediación es un método de resolver conflictos, el cual tiene como finalidad intrínseca arribar a la solución integral de un conflicto entre partes.

Definición general

5 razones para acudir a mediacion

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

CUANDO NADIE ME VE

En la intimidad, donde no puedo hablar más que la verdad”

P1030041

Cuando nadie me ve, quedo a solas con mis pensamientos.

Van y vienen.

Unos se quedan y otros desaparecen como si no hubiesen existido nunca.

Cuando nadie me ve, hablo a solas de la verdad.

De mi verdad.

De todo aquello que es absurdo esconder.

De todo aquello que da empuje a mi día a día.

Cuando nadie me ve, buceo en mi mente para adivinar donde se esconde la razón de lo que aparentemente no tiene sentido alguno.

Lo encuentro y comprendo el resto.

Cuando nadie me ve, ordeno los cajones de mis ideas, para poder traducirlas en frases con sentido.

Con mi sentido.

Con la vibración de lo que quiero que ocurra.

Cuando nadie me ve, sonrío al indagar en las causas que han hecho que mi vida sea como sea.

También lloro.

Pero sobretodo aprendo.

Eso hago cuando nadie me ve. Cuando en la soledad de mi tiempo me concedo el derecho de sentir que todo lo que es, es así porque así he decidido que sea.

Y tú, ¿qué haces cuando nadie te ve?

 

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

EL MIEDO

Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo”

Albert Camus

childrens-eyes-1914519_1920

¿Te has planteado alguna vez cómo consigues el respeto de los demás? ¿Educas a través del miedo de situaciones inventadas?

Llevo varias semanas reflexionando sobre nuestro sistema educativo, y no me refiero sólo y exclusivamente al legalmente establecido y a las materias obligatorias que han de conocer los menores. Estoy hablando del sistema que utilizamos en cada hogar para llegar a respetar las normas.

Para poder vivir en sociedad, por todos es sabido, que es necesario cumplir una serie de normas, ¿es así? Llegamos a cumplir esas normas por la educación que recibimos desde nuestra más tierna infancia, cuando cualquier cosa que hacemos nos parece un auténtico desafío al que enfrentarnos.

Aprendemos del error-acierto cuando nos dejan equivocarnos porque nuestros educadores suponen que no comporta un grave riesgo para nuestra integridad física. Pero, ¿qué ocurre cuando a nuestros padres les da un miedo atroz cualquier cosa que hagamos? ¿qué hacemos para evitar que los menores se lastimen? ¿qué técnicas empleamos para evadir la atención de las personas y que se dirijan a hacer otra cosa?

Generalmente, empleamos la técnica del miedo. Infundamos miedo en la otra persona, cortando así sus alas, para que pueda hacer lo que nosotros queremos que haga. De forma sutil, conducimos a la persona a que piense su miedo en vez de su deseo de crecer y aventurarse a conocer a través del ensayo error-acierto.

Nos cuesta mucho trabajo comprender que de los errores se aprenden, y aunque a veces esos errores hagan daño, lo cierto es que son errores que nos hacen evolucionar. Estamos educando a los menores desde la evitación del dolor, y por ello estamos creando a pequeñas personas que no sabrán enfrentarse a los desafíos del día a día. Enfrentar a los niños a sus propios límites, les ayuda a hacerse libre pensadores y futuros adultos que, pese a su miedo a errar, conseguirán llegar a donde se proponga.

Eso sí, es necesario educar bajo la premisa de valores morales que hagan a las personas libre pensadoras que favorezcan al bien común.

Por que… ¿que sería de la sociedad sin valores?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

¿Estamos preparados para salir todos ganando?

Sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla cada día”

Goethe

2M8A9385

Ocurre, cuando nos levantamos cada mañana, que tenemos la opción de elegir vivir en libertad o de someternos a los dictados del otro.

A veces, la linea entre ambas es tan diminuta que nos cuesta trabajo distinguir si estamos actuando libremente o no, pues nuestros propios pensamientos nos impiden ver más a allá de lo real.

Creernos que el origen de todos nuestros males radica en lo que nos encontramos afuera es demostrarnos que nuestra capacidad de gestionar nuestros problemas carece de eficacia.

Es cierto que nos encontramos con situaciones fuera que no nos gustan, pero también es cierto que sólo nosotros decidimos si salir adelante o quedarnos estancados hasta que alguien llegue a salvarnos; si es que llega.

Resulta interesante dilucidar con la gente que nos rodea la cuestión de si podemos llegar a ser 100% libres, pues lo cierto es que, cuando tienes un grado mínimo de conocimiento del funcionamiento de la mente, descubres que es cuasi-imposible llegar a ese grado de libre albedrío.

Todo está sometido, al menos, a algún sistema o algún método, por consiguiente, somos libres de elegir que tipo de sistema queremos implantar en nuestras vidas para que todo aquello que hagamos resulte eficaz para conmigo y para con mi aporte del bien común. Pero no sin antes hacer una reflexión profunda de lo que realmente queremos para nuestra vida.

No es fácil enfrentarse a dos personas que acuden a ti para que ayudes a dilucidar su problema, puesto que cada una tiene unos intereses y unas necesidades completamente diferentes. Sin embargo, ahí radica la magia de mediar entre dos personas. En hacerles ver y comprender que son libres de hacer lo que deseen pero teniendo en cuenta que todo genera consecuencias y que sus elecciones deben sumar en la vida de ambos, nunca restar.

Realmente, ¿estamos preparados como sociedad para mediar nuestros conflictos de forma que todos ganemos y nadie salga perdiendo? 

Hay personas que se atreven a responder con un sí porque ellos mismos son capaces de enfrentarse a sus litigios personales con la actitud necesaria que conlleva que un procedimiento de mediación de conflictos sea gratificante; sin embargo, hay otro grupo de personas que dirán que no porque aún no comprenden que el origen de todos sus males se encuentra en la elección de vivir en la libertad de no echarle la culpa de todos sus males a otro.

Es por ello que cada mañana al despertar tenemos que ser conscientes que cada uno de nosotros elegimos ser libres o no.

Y tú, ¿sabes cual es la actitud que te ayuda a ser proactivo en tu vida?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

Por 13 razones

Si la vida te da 1000 razones para llorar, dale tu a la vida 1001 razones para sonreír

imagen_decorativa_13_razones_pizarra

No sé si todos los que estáis leyendo estas palabras conocéis de la existencia de la serie original de Netflix, “Por trece razones”. La serie trata de una chica de 17 años que decide poner fin a su vida porque no encuentra otra solución posible al infierno que estaba viviendo.

Antes de nada, tengo que aclarar que “por trece razones” es muy impactante porque refleja a la perfección el tan preocupante tema del acoso escolar.

Estas, mis palabras, son una reflexión sobre lo que refleja cada uno de los capítulos. Y es por ello que esta serie guarda 13 razones por la que tienes que verla.

He aquí mis 13 razones:

  1. Comprenderás que nuestras acciones más insignificante pueden derivar en puro caos.
  2. Descubrirás que nos comportamos según roles de conducta que nos impiden ver más allá de nuestro propio rol.
  3. Experimentarás la impotencia que genera descubrir que no estamos preparados para afrontar nuestros propios miedos.
  4. Lidiarás con el deseo de volver a tu propio pasado para no hacer algunas cosas que ya hiciste y que seguramente hirieron a alguien.
  5. Sentirás la necesidad de hacerte dueño de tus propias decisiones. De tu vida.
  6. Obtendrás la capacidad de empatizar con cada uno de los personajes, lo que te ayudará a empatizar con todas las personas que te rodean para poder encontrar una solución que evite el desastre.
  7. Contemplarás que el miedo a hacernos responsables de nuestras acciones nos vuelve inútiles.
  8. Juzgarás cada una de las acciones de los personajes para posteriormente comprender que existe un fallo en el sistema en el que vivimos porque éste no sabe dar respuesta a los problemas que tienen efectos devastadores en nuestras vidas.
  9. Identificarás tu comportamiento en cada situación con la que te enfrentas día a día.
  10. Serás consciente de que alguna vez has sido sujeto pasivo, acosador y acosado, porque lo cierto es que la linea que los separa es tan finita que es difícil no ser todo a la vez.
  11. Querrás aprender a desenvolverte en situaciones difíciles para dejar de ser cómplice del horror que nos rodea y que nos deja paralizados por no saber qué hacer.
  12. Destaparás toda la verdad existente detrás del acoso escolar.
  13. Necesitarás hallar lo que te impide actuar en situaciones incómodas para poder enfrentarlas con sabiduría, predisposición y valentía.

Seguramente, tú encuentres alguna razón más que no esta en esta lista. Porque lo cierto es que “por 13 razones” se enfrenta al desafío de hablar sin tapujos de un tema que siempre ha existido y que muy pocas veces afrontamos desde la óptica que nos permita comprender que todos somos objeto, causa y causantes del sistema que nos rodea.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

SI BUSCAS ABOGADO NO MIRES SOLAMENTE LO QUE SABE MÍRALE LA VIDA

Oír es precioso para el que escucha”

Proverbio egipcio

lens-1209823_1920

Vivimos en una sociedad anestesiada en la que, para vivir en ella y ser aceptados por la misma, lo importante no es la REALIDAD sino la verdad que impera en cada momento. De esta manera cada vez vivimos en una sociedad más adormecida que día a día pierde su capacidad de evaluar que es lo que dejamos que entre en nuestras vidas y que decidimos no dejar entrar.

Y se preguntaran Vdes: “¿qué tiene esto que ver con elegir a un abogado o a otro para que defienda nuestros intereses?”

Lo cierto es que tiene mucho que ver.

Hay una Ley Universal que dice: “ Lo similar atrae a lo similar”. Por lo que ante el conflicto las personas buscan o encuentran la solución de dos formas muy distintas:

1.- Hay un grupo de personas que quedan estancadas en el problema que las atrapó e intentan buscar soluciones idénticas a aquellas que las llevaron hasta el problema y que las mantiene atrapadas. De esta forma dan siempre vueltas de forma continuada sobre lo mismo. Sobre lo anterior.

2.- Existe otro grupo de personas que se apartan de los parámetros y de las decisiones que los llevaron al problema y encuentran la solución conduciéndose a sí mismos a la mejor versión de ellos, a aquel lugar donde brillan.

Este segundo grupo conduce su psiquismo hacia la realidad que desean alcanzar, que no es otro que vivir sin el problema que las tiene atrapadas.

Al igual que existe esta división a la hora de enfrentar un  problema, la misma escisión se produce cuando tenemos que elegir un abogado que nos ayude en su resolución.

Dice el título de este post que si buscas abogado no le mires solo lo que sabe, mírale su vida, y eso es porque en su vida es donde deja patente que emana la verdad que eligió para su vida.

Y… ¿porqué mirarle su vida? ¿Qué tiene  que ver su vida con el problema que me aqueja y le entrego para que lo solucione? Lo cierto es que en las vidas de las personas – y esto incluye a los abogados – no existen áreas diferenciadas. Si no gestiona bien su vida, si se caracteriza por una vida caótica, seguramente la forma de dar respuesta al conflicto que le llevas para que lo soluciones, será tan caótica como el resto de su vida. El psiquismo humano trabaja con las mismas leyes en todas las áreas de nuestra vida. No existen leyes distintas que rijan nuestra profesión, nuestra salud o nuestras relaciones.

Por tanto resulta de vital importancia saber elegir al abogado que nos va a alejar del empecinamiento mental que nos mantiene atados en el conflicto y en la perenne insatisfacción, y con esa conducta va a dar solución jurídica al problema y va a disminuir la carga emocional que toda situación de enfrentamiento y división trae a nuestras vidas.

M. Ángeles Puche Aguilera

Abogada experta en Derecho de Familia

Entra en AMAPUCHE: ¡podemos ayudarte!

Escribid vuestras preguntas y os contestaremos con la mayor brevedad posible a lo que necesitéis.

INTOLERANTE

Hay quien porque golpea la pared con martillo, cree clavar clavos”

Johann Wolfgang von Goethe

couples-780793_1920

Es fascinante caminar por la calle observando como cada persona se desenvuelve en la sociedad.

Unos caminan adaptando sus objetivos al entorno sin limitar los derechos de los demás y siendo conocedores de los limites de sus derechos.

Otros atropellan sin sentido a los demás creyéndose dueños y señores de todo lo que les rodea.

Cada quien es cada cual“, decía Serrat en su canción Cada loco con su tema. Como mediadora de conflictos entre personas necesito conocer quien es cada cual para poder enfocar a cada quien hacia lo que se convierte en una solución a una intolerancia.  Lo cierto es que cada uno somos libres de elegir lo que queramos, siendo conscientes de que debemos ser consecuentes con nuestras decisiones y nuestras acciones.

Nuestros derechos terminan donde empiezan los derechos del otro”.

Es complicado definir la linea que separa mis derechos de los de otra persona, no obstante, dicha complicación es el germen de la intolerancia y de las disputas personales.

Bajo la linea difusa de los límites a nuestros derechos se esconden infinidad de problemas que han de ser resueltos con el Don de la Palabra. Ya que, generalmente, son los malos entendidos y la incapacidad de empatía, la causante de que veamos que nuestros derechos están siendo limitados.

Creerse con derecho a todo detona en la creencia de que los demás sólo tienen obligaciones para con uno mismo. Es por ello que es precisa la labor personal de hacer abstracción de consciencia y reflexionar acerca de las intolerancias que cada uno tiene con respecto a la sociedad que le rodea.

Y no quiere decir que se haya de dejar de ser intolerante, sino aprender a ser intolerante con todo aquello que te hace ser peor persona.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflicto entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

Te propongo un reto

Cuando hables procura que tus palabras sean mejores que tu silencio”

Proverbio Hindú

legs-1627988_1920

Te propongo un reto: Lee el artículo y responde a la pregunta que más abajo encontrarás.

La responsabilidad es el cargo moral que resulta para alguien del posible error en alguna cosa o asunto determinado, es decir, conocida comúnmente como la aceptación de los errores.

Tengo el placer de relacionarme cada día con una gama diversa de edades y llevo observando como desde la infancia somos cómplices de ir restando responsabilidad de nuestras acciones a todo y cuanto nos acontece diariamente.

Seguramente todos hayáis escuchado alguna vez como el “ha sido sin querer” le ha sido asignado a una acción que tenía claros tintes de “ha sido queriendo”. Los niños lo aprenden como muletilla y me sorprende ver como, con a penas 4 años de edad, cometen faltas de comportamiento y las justifican a través del “ha sido sin querer”.

Lo más preocupante es descubrir como esta coletilla que parece insignificante, incluso graciosa en personas de corta edad, se convierte en la defensa de quien comete errores pero no quiere reconocer su responsabilidad.

Las personas justifican sus acciones y otros incluso vitorean el maravilloso alegato de justificación creyendo que han postulado una buena defensa, sin embargo nos encontramos con que a través de dicha defensa se crean injusticias, desigualdades de trato e incluso se castiga a quien ha visto vulnerado un derecho puesto que la defensa del “irresponsable” ha sido más creíble incluso siendo mentira.

Por lo que un combate que debía de ser resuelto desde la ética de reconocer un error, se acaba convirtiendo en una batalla campal en la que quedan muchos heridos al paso de una sarta de mentiras que no tienen más finalidad que esperar que otros se crean “que ha sido sin querer”.

Por supuesto que hay situaciones en las que el inconsciente te juega una mala pasada y se producen situaciones de responsabilidad, pero incluso en éstas, reconocer que somos responsables nos dota de dignidad.

Entristece abrir cualquier medio de comunicación y encontrar exactamente irresponsabilidades disfrazadas de historias de película. Tendemos a castigar con maldad a quien se hace responsable de sus acciones y a dejar impune a quien ni siquiera reconoce ser responsable.

Bien es cierto que el responsable debe restaurar el daño ocasionado a través de su comportamiento, por lo que no podemos dejar que los niños aprendan a mentir para quedar impunes porque pese a haberse salvado tras la mentira, lo cierto es que los estamos convirtiendo en personas ausentes de valores.

De la ausencia de valores tenemos la sociedad que nos rodean y es por ello que tenemos exactamente lo que nos merecemos.

El cambio hacia una sociedad ética fundada en unos valores de crecimiento personal sin ser destructiva está de la mano de cada uno.

Párate a observar como te desenvuelves en tu día y responde a la siguiente cuestión ¿eres ético en cada momento?¿Reconoces la responsabilidad de tus acciones?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos interpersonales

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

 

Comparte tu reflexión con nosotros.

La pensión Compensatoria

Considera las contrariedades como un ejercicio físico”

Séneca

harmony-1229893_1920

En el post de hoy damos una breve pincelada al concepto de la pensión compensatoria.

Es preciso que sepáis de qué se trata, ya que un gran numero de personas no comprende el motivo por el que se establece dicha prestación a favor de la ex pareja, así como no entienden porque no les ha sido asignada la misma.

La pensión Compensatoria es el importe que tiene derecho a percibir un cónyuge cuando el divorcio le supone un desequilibrio económico con respecto a la posición del otro cónyuge, siempre que el mismo implique un empeoramiento con referencia a su situación antes del matrimonio.

La cantidad de dinero que percibirá la persona a la cual se le asigne la pensión compensatoria la determina el juez, en sentencia, a falta de acuerdo entre los cónyuges en el convenio regulador, y podrá tener una duración temporal o indefinida.

Para el reconocimiento y otorgamiento de la pensión compensatoria serán requisitos a estudiar los siguientes:

  • Acuerdos previos
  • La dedicación familiar
  • La duración del matrimonio
  • La disponibilidad y capacidad de acceder al mundo laboral
  • La edad
  • El estado de salud
  • Los medios económicos de ambos cónyuges.

Se otorgará dicha pensión siempre y cuando se cumpla un grave desequilibrio económico que será cuantificado en función de los requisitos anteriores.

Es importante recordar que dicha pensión es compatible con la pensión de alimentos que se otorga a favor de los hijos del matrimonio.

Establece el Código Civil que el derecho a pensión se extingue por el cese de la causa que la motivó, por contraer la persona que percibe la pensión nuevo matrimonio o por vivir maritalmente con otra persona.

Si tiene alguna duda contacte con nosotros.

M. Ángeles Puche Aguilera

Abogada experta en Derecho de Familia

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.