No consigo entenderme con mi hijo

Los buenos hábitos formados en la juventud marcan toda la diferencia.

Aristóteles, filósofo griego

girl-1848477_1920

La adolescencia es una etapa de la vida en la que cada persona se comienza a definir.

Las reglas que los padres han ido inculcando en la niñez son las que posteriormente pondrá el adolescente “en tela de juicio”.

A pesar de considerar la adolescencia una de las mejores etapa de nuestras vidas, por eso de vivir “ausente de obligaciones”, lo cierto es que cuando es atravesada nos topamos de frente con el mundo que nos rodea y pretendemos dejar de someternos a las reglas que creíamos estrictas desde el punto de vista de un niño para crear nuestras propias reglas. Esta lucha continua con el exterior nos hace experimentar una gran cantidad de frustración que se ve reflejada en las relaciones con los padres.

Una vez en la edad adulta, la persona va olvidando la cantidad de desengaños que vivió en su adolescencia, sin embargo, éstos crean una personalidad en base a esa experiencia vivida a fin de protegerse del daño causado y de adaptarse a las reglas que imperar en sociedad que nos rodea.

A nuestro despacho llegan padres que tienen que lidiar con toda la frustración de sus hijos adolescentes y no saben como entenderse para poder alcanzar un acuerdo sobre asuntos tales como el respeto a las normas de la casa, las horas de entrada o la salida o la progresión en unos estudios que le proporcionaran un buen futuro.

Cuestiones como estás nos las consultan diariamente y gracias al procedimiento de diálogo entre padres e hijos propuesto por la mediadora Ángela Correa consiguen alcanzar un acuerdo que trae paz a los hogares de muchas familias que ya han decidido poner punto y final a una situación tan desagradable como lo es la de estar en continua confrontación con un hijo.

 

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

Anuncios

SIÉNTATE A REFLEXIONAR

Conversación entre dos o más personas que exponen sus ideas y comentarios de forma alternativa.

RAE

PERMITE QUE HABLAR SEA LA MEJOR OPCIÓN

Cuando no tenemos en frente un problema, todos creemos que seremos capaces de solucionarlo hablando.

No sé que ocurre en el transcurso del conflicto, pero lo último que quieren hacer las personas es sentarse a expresar sus ideas y ponerlas en común para llegar al buen entendimiento.

El ego, la culpa, la indecisión, la desconfianza, juegan un papel muy importante en todo este proceso de falta de comunicación. Sin embargo, está más que probado que las personas que se sientan a discutir sobre un asunto que les tiene enfrentados consiguen alcanzar una solución eficaz en tiempo récord.

Entonces… ¿qué ocurre? ¿Por que los seres humanos no conseguimos sentarnos a hablar antes que destrozarnos las vidas viviendo en conflicto?

¿Acaso preferimos seguir sintiéndonos victimas del mundo?

¿Acaso nos aporta placer saber que estamos sufriendo “por culpa” de un otro?

¿Acaso somos incapaces de combatir nuestros egos y pedir disculpas a tiempo por nuestros errores?

Recuerda: Tu conflicto bien mediado es un problema resuelto.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

 

¿QUÉ ES LA LEY DEL UNIVERSO?

Una cosa no es justa por el hecho de ser Ley. Debe ser ley porque es justa.

Montesquieu

universe-2736507_1920

EL ABOGADO QUE PARA DEFENDERTE APLICA CONCIENCIA UNIVERSAL

Nuestro cerebro es nuestro gran enemigo porque hace todo lo que está en su mano para automatizar nuestra vida y, dar siempre respuesta a los conflictos con respuestas aprendidas. De esta forma nos encontramos con respuestas que se encuentran en nuestro interior porque nos las  introdujo la cultura, la sociedad, la familia y en general todo nuestro entorno. Son las llamadas respuestas automáticas.

Siempre que damos respuestas automáticas aflora la profunda división con la que nos han enseñado a vivir. Los seres humanos vivimos divididos entre dos polos internos. Un polo señala hacia lo que deseamos, el otro polo hacia lo que amamos. Normalmente amamos una cosa y deseamos otra

Con semejante división nos zambullimos en el mundo de los adultos y divididos, tal como nos han enseñado a enfrentar el mundo desde la cuna, nos enfrentamos a conflictos que se nos van a manifestar a nivel legal, familiar o quizás de salud, y para cuya solución tenemos que mirar más allá de nuestra identidad, mas allá de las cosas e ideas con las que nos identificamos y que, al identificarnos con ellas, creemos que “nosotros somos eso”, sin darnos cuenta que nosotros somos mucho más que eso.

En mi despacho profesional me encuentro muy a menudo ante la división de la que os hablo. Personas que tienen un problema y que cuando les pregunto cuál creen que puede ser la solución, con sus respuestas dejan ver claramente que esa es la solución que desea su madre, o su padre, o quizás la respuesta  con la que creen que van a quedar bien ante determinadas personas. Les resulta muy difícil deshacerse de ese barniz social que los empuja a tomar decisiones que no son las que en realidad desean tomar. A solucionar sus problemas de una forma socialmente correcta, pero individualmente está en desarmonía con ellos mismos.

A los humanos nos cuesta creer que las cosas con las que nos identificamos nos toman por objeto y cuando eso pasa, las respuestas que damos son las que alguien (sociedad, familia etc.) introdujo dentro de nosotros. Son respuestas que nada tienen que ver con nosotros. Son respuestas que nos vienen dadas del exterior. Por esta razón cuando creemos haber dado solución a un problema, lo único que hemos hecho es cerrar en falso una herida y gestar la próxima. Solamente atreviéndonos a ser quienes queremos ser, aunque de esta forma no gustemos a otros, podremos enfrentarnos a lo bueno y a lo no tan bueno en nuestras vidas.

Mientras yo sigo haciendo lo que no quiero hacer, pero que es lo que otro espera que haga, estoy permitiendo sentirme como no quiero sentirme. Mientras digo una cosa y hago otra distinta, porque es lo correcto, estoy permitiendo sentirme dividido. La división entre lo que pienso, lo que digo, lo que siento y, finalmente lo que hago es la división de todas las divisiones en el ser humano y, en realidad es la fuente de cualquier conflicto en nuestras vidas

La más difícil meta que tenemos los seres humanos es que no nos dé igual traicionarnos. Nos traicionamos para salir victoriosos de las evaluaciones que nos hacen otros, sin pararnos a pensar que de esta forma salimos muy mal parados de nuestra propia evaluación ante nosotros mismos.

M. Ángeles Puche Aguilera

Abogada experta en Derecho de Familia

Entra en AMAPUCHE: ¡podemos ayudarte!

Escribid vuestras preguntas y os contestaremos con la mayor brevedad posible a lo que necesitéis.

Mamá, ¿donde se esconde la mujer en ti?

Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así”

Joan Manuel Serrat

mom-2208928_1920

Como cada primer domingo de Mayo nuestras Madres celebraran el día que las reconoce como tal. Este post va dedicado a todas las madres que dentro de su interior esconden a una mujer que desea ser liberada de todos los papeles que le impiden ser mujer.

Existe la creencia popular de que una madre nutre a sus hijos con un amor infinito, que perdona incondicionalmente, que tiene la varita de la justicia y que pase lo que pase siempre estará ahí. Y lo cierto es que en la mayoría de los casos se viene cumpliendo dicho pronóstico pero esta actitud ante la vida les pasa factura, antes o después a nuestras madres. Y no sólo a ellas.

Nos olvidamos que tanto poder de superación se esconde detrás de un corazón que tiene sentimientos, sufre emociones impactantes y desea bajarse del carro en múltiples ocasiones.

Ellas han tenido que ponerse el corsé de ser perfectas hijas y hermanas, señoritas discretas y esposas para finalmente convertirse en Madres.

¡Qué difícil es ser mujer! Y es por ello que me planteo la pregunta que te ha hecho abrir este post: Mamá, ¿dónde se esconde la mujer en ti?

En nuestro despacho escuchamos infinidad de testimonios de Madres que no recuerdan el momento en el que se les fue de las manos sus circunstancias familiares. Situaciones que precisan de la labor de un mediador o un abogado para resolver un problema que parece no tener un punto de retorno.

Todo tiene un punto de retorno, que nunca es fácil pero que siempre obtiene buenos resultados. Ese punto de retorno se encuentra en que todas nuestras madres, además de ser madres se constituyan como mujeres.

Seguramente todos vosotros, lectores, tengáis una madre excepcional y a la que al preguntarle sobre si se siente orgullosa de su papel como madre os responda afirmativamente, pero cuantas de ellas se sienten seguras de hablar de todos a cada uno de los miedos que se apoderaron de ellas en las noches al no saber manejar una situación desde el papel de madre.

No siempre el papel de madre dedicada sirve. O el de esposa fiel o servidora. O el de hija que recoge el legado de su madre. Ya que ocurre que en múltiples situaciones se requiere a la mujer que alberga dentro de todos esos roles para solucionar un problema.

¿Cuándo dejaron de ser personas individuales las mujeres para convertirse en madres?

Seguramente ni siquiera ellas sepan responderse a la pregunta porque siempre han estado aprendiendo otros papeles. Pero recordad que ellas son mujeres. Mujeres seguras, luchadoras y soñadoras. Mujeres con hijos que no son sólo son madres, sino también mujeres.

Orgullosas por los regalos obtenidos en el día de la madre, esto les hará temblar los cimientos de la mecha que se encendió a lo largo de este año que las invitaba a embarcarse en el papel de mujer.

Es por ello que como hijos debemos invitar a nuestras madres a realizarse como mujeres para que sean nuestro ejemplo para realizarnos como individuos. Si ellas lo consiguen, nosotros también podemos hacerlo.

En el ejemplo de libertad de las madres reside la fórmula del éxito.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos interpersonales

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

LegisConsejo #2

Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada”

Giovanni Boccaccio

legisconsejo

Como sabéis a través de Nuestro canal de Youtube iremos subiendo una serie de Consejos Jurídicos para afrontar los problemas cotidianos del día que implican un carácter jurídico.

¿Tienes ganas de resolver cuanto antes un problema? ¿Te atreves a hablar con quien tienes el problema? Si te atreves a hacerlo pero quieres apoyo o no te atreves a hacerlo solo pero lo deseas fervientemente porque sabes que es la única vía posible, queremos que sepas que no estás solo porque a través del procedimiento de Mediación podrás hablar con aquella persona que necesites hablar en un entorno seguro y comunicativo a manos de un experto Mediador.

En nuestro Legisconsejo #2 os explicamos qué hacer en caso de que se incumpla el Régimen de Vistas ratificado en vuestro Convenio Regulador o Sentencia a través de procedimiento de Mediación.

Pincha el siguiente enlace para escucharlo.

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.