SIÉNTATE A REFLEXIONAR

Conversación entre dos o más personas que exponen sus ideas y comentarios de forma alternativa.

RAE

PERMITE QUE HABLAR SEA LA MEJOR OPCIÓN

Cuando no tenemos en frente un problema, todos creemos que seremos capaces de solucionarlo hablando.

No sé que ocurre en el transcurso del conflicto, pero lo último que quieren hacer las personas es sentarse a expresar sus ideas y ponerlas en común para llegar al buen entendimiento.

El ego, la culpa, la indecisión, la desconfianza, juegan un papel muy importante en todo este proceso de falta de comunicación. Sin embargo, está más que probado que las personas que se sientan a discutir sobre un asunto que les tiene enfrentados consiguen alcanzar una solución eficaz en tiempo récord.

Entonces… ¿qué ocurre? ¿Por que los seres humanos no conseguimos sentarnos a hablar antes que destrozarnos las vidas viviendo en conflicto?

¿Acaso preferimos seguir sintiéndonos victimas del mundo?

¿Acaso nos aporta placer saber que estamos sufriendo “por culpa” de un otro?

¿Acaso somos incapaces de combatir nuestros egos y pedir disculpas a tiempo por nuestros errores?

Recuerda: Tu conflicto bien mediado es un problema resuelto.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

 

Anuncios

HABLEMOS DE TODO

Es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo

Franz Grillparzer

pexels-photo-399669

Estoy convencida de que no hay energía más potente que la del amor.

Veréis, resulta que ayer, mientras veía la película “hijo de otra madre” me planteaba que pese a que el ser humano se encuentra continuamente sometido a situaciones dolorosas incluso infrahumanas, lo cierto es que existe algo que siempre le ayuda a sonreír pese a sus circunstancias.

El nombre de ese algo es AMOR.

Estas palabras que hoy escribo van dirigidas a todas las personas deseantes de amar con deseo.

Gracias al amor somos capaces de superar cualquier contratiempo, que por duro que pueda parecer, lo cierto es que es la semilla que libera al sufrimiento.

Sin embargo, bien es cierto, que desencanto tras desencanto las personas empiezan a reprimir su deseo de enamorarse por miedo a sufrir, pero ¿por qué? ¿Qué ocurre en la vida de las personas para rechacen la idea de enamorarse pese a sentir deseo de enamorarse?

Como sociedad, vivimos enfrentados a diario con el fanático mundo del qué dirán y aunque parezca un concepto de siglos pasados, está a la orden del día.

Potenciado por el uso de las redes sociales, nos inmiscuimos en las idas y venidas de nuestros propios juicios, que son los que acaban por hacerse dueños de lo que acabamos haciendo con nuestra vida.

No existen vidas perfectas a los ojos de los demás, sino vidas felices con las circunstancias que cada uno elije para uno mismo, pero para ser felices es necesario que dejéis de reprimir vuestras personalidades y seáis capaces de saltar al vacío que supone ser uno mismo, os encontréis con las personas que os encontréis.

Sólo entregándose sin miedo podemos conseguir el amor que deseamos sentir. Para ello sólo necesitamos desear amar y amar deseando, porque de lo contrario el corazón puede acabar rompiéndose en mil pedazos, porque lo bonito del amor es mirar a los ojos de la persona que tienes enfrente y le propongas “hablemos de todo, pero sin miedo“.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de Conflictos Interpersonales

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte

GUARDA Y CUSTODIA – IGUALDAD ENTRE PADRES, MADRES Y MENORES

Sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla día a día”

Goethe

family-2611748_1920

Hasta hace unos años los Juzgados de Familia partían de una clara presunción de mejor capacidad de la madre, cuando se trataba de criar y cuidar de los hijos de la pareja durante sus primeros años de vida.

            Pero esta visión jurídica fue cambiando y hoy dia es valorada de forma muy distinta. Actualmente la Ley y la Jurisprudencia creada por nuestros juzgados tienden a una mayor atención a las necesidades del niño, considerándolo persona vulnerable, en proceso de formación y necesitado de lo que ambos progenitores pueden aportarle.

El llamado principio “en interés del menor” incluye no solo el bienestar material o adecuación de recursos para proporcionarle a nuestros niños un hogar grato y un buen nivel de vida, que les asegure, alimento, educación y salud física, sino que persigue también que nuestras Leyes, nuestros juzgados de familia, y todos los operadores jurídicos que trabajamos asuntos de familia nos dirijamos a proteger la estabilidad emocional del menor. Una estabilidad emocional a la que todo niño/a tiene derecho para poder conformar su propio carácter y personalidad, que es en definitiva el adulto en el que va a convertirse.

            Una personalidad que si se forma con la semilla de actos de seguridad, de cuidado amoroso, y de calidez de sus mayores, dará lugar en el futuro a personas adultas con carácter seguro y sin complejos emocionales, pero que formado en una situación de falta de respeto hacia el principal derecho que todo niño tiene a “permitirle vivir su niñez sin inmiscuirlo en los problemas de sus padres” dará a luz a un adulto inseguro y lleno de carencias que hará extensiva a toda aquellas personas que se acerquen a él.

 

M. Ángeles Puche Aguilera

Abogada experta en Derecho de Familia

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte