De lo políticamente correcto

Históricamente, las cosas más terribles resultaron no de la desobediencia sino de la obediencia”

Howard Zinn

lrthj_PC

Hace unos días que me planteo hacia donde estamos llevando todos la sociedad y los principios que la deberían regir. Resulta que cada vez que leo o escucho una noticia la percibo inundada de lo políticamente correcto. Esto se debe a la doble moral que se ha asentado en nuestra realidad del día a día que crece sin control por el uso continuo que hacemos de las redes sociales. Y ahora mismo está totalmente descontrolada.

El canon de belleza establecido en esta etapa histórica que atravesamos consiste en reflejar una vida saludable, ausente de conflictos, viviendo el presente y persiguiendo aceptar todas las realidades que siempre han existido pero que han estado brutalmente reprimidas. Aparentemente es esencial cumplir con los preceptos que contribuyen a cumplir con el canon de belleza y bienestar ya que de no ser así vas a ser tildado de intolerante o de negativo, pero lo cierto es que la linea que separa tal perfección del descontrol es tan fina que continuamente la estamos traspasando. Esta ola de positivismo se está convirtiendo en un grave problema que está afectando a los principios morales que hacen próspera una sociedad, pues está haciendo que nos olvidemos de esa parte oscura o negativa que hace que crezcamos como personas y evolucionemos como comunidad al ser lo único capaz de hacernos ver que no todo está permitido dentro de los principios de la evolución consciente.

Debemos partir de la premisa de que queremos alcanzar como sociedad. Si tenemos claro que queremos profundizar en la bondad del ser humano y en su ascensión como individuo que vive en comunidad debemos plantearnos que el dialogo certero y veraz, altamente menospreciado, está siendo olvidado. Sin embargo, si queremos conseguir vivir sin conflictividad alguna partiendo de no meternos a negociar las condiciones para alcanzar un “acuerdo de paz” porque perturba mi tranquilidad, lo estamos consiguiendo, ya que estamos convirtiéndonos en una sociedad altamente ficticia y superficial. Esto está contribuyendo al analfabetismo en la comunicación entre los seres humanos. Todos sabemos que es lo que quiere escuchar mi vecino o mi colega y aunque no tenga muy claro o ni siquiera me haya planteado profundamente porque quiere escuchar eso lo cierto es que lo suelto porque se que socialmente queda muy vistoso y me hace aumentar mi ego a un millón de corazones.

Esto se debe a una falta en el compromiso por la excelencia verdadera y a la ausencia de la buena educación. Pero, ¿qué es la buena educación? Consiste en hacerse consciente del origen de los problemas y trabajar la solución a través del reconocimiento verdadero del problema, siendo persistente en la batalla de controlar el descontrol que provoca el querer evitar el problema.

Creo que pocas personas nos paramos a reflexionar donde está la piedra que como sociedad nos hace caer en la trampa de repetir continuamente los mismos errores. Sin embargo, se hace de vital importancia hacerlo para dejar de escuchar historias políticamente correctas.

Qué es la vida sino una sucesión de Historias sin una solución que apueste por la eficacia de que trascendamos al ser humano.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

 

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

Anuncios

¡Estoy harto de mi vecino!

Un edificio tiene dos vidas: La que imagina su creador y la que efectivamente tiene. Y no siempre son iguales.

Rem Koolhaas, arquitecto.

neighbors-156089_1280

¿Alguna vez has pensado que tu vecino no sabe convivir? ¿Has pensado que un problema con tu vecino no tiene solución porque no sabe escuchar? ¿Has deseado tocar en su puerta para atajar eso que tanto te molesta? ¿Le has dicho a alguna persona cercana que lo que hace tu vecino es motivo de mudanza?

Si tu respuesta ha sido afirmativa en alguna o todas las preguntas, efectivamente tienes un problema con un vecino y yo tengo el elixir que hará que se solucione.

Como bien sabrás, querido lector, la convivencia nunca es fácil porque, a la hora de relacionarnos los unos con los otros, los principios que rigen nuestras vidas se confrontan. Sin embargo, todos estamos destinados a convivir los unos con los otros porque el mundo está lleno de personas que vienen y que van, de buen humor y con malas pulgas, sonrientes y apáticas, pero todos personas y todos nos encontramos alguna vez en el camino.

Cuando nos topamos con alguien que nos hace la vida más difícil, es cuestión de que nos paremos a solucionar el asunto que nos lleva por el camino de la amargura, pues de lo contrario el problema se eternizará.

No des por sentado que tu vecino ha de pensar igual que tu, porque lo cierto es que no lo hace. De pensar igual que tu, aquello que no comprendes que hace no lo haría. Por lo que tienes 2 opciones:

  • No hacer nada y seguir quejándote de por vida.
  • Coger el toro por los cuernos y domar la situación.

Y tu pregunta será, ¿y como cojo el toro por los cuernos?

Pues bien, una denuncia puede ser la vía más conocida, pero es una de la que más problemas futuros genera, pues a nadie le gusta ser denunciado por lo que la denuncia generará aún más controversia entre vosotros.

Por consiguiente, lo más eficaz es que, de buen rollo, te sientes a discutir el asunto con tu vecino. No sé si estarás al tanto de que existen gabinetes y despachos de mediación de conflictos en los que la gente como tú acude a resolver uno o varios puntos en desacuerdo con una persona.

El procedimiento es bien sencillo. Sólo necesitas hacer una llamada a tu mediador de cabecera y el o ella lo organizará todo para que podáis sentaros a hablar del tema que te preocupa. En un entorno totalmente seguro, en el que el mediador escuchará vuestras desavenencias y os guiará hacía un acuerdo productivo que marque los límites de vuestra relación.

¿Estas harto de tu vecino?

Deja de estarlo… Acude a Mediación.

 

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

¿INTEGRAMOS?

No es por lo que eres, sino por lo que trasmites. Ahí es donde está la magia.

Neleb Argen

hands-2847508_1920

Hace unos meses me planteo lo fácil que resulta teóricamente la integración de personas con discapacidad y lo difícil que es en la práctica.

Los recursos necesarios para poder ofrecer a todo el mundo igualdad de oportunidades, la gran mayoría de veces, no están o bien no se han contemplado, por consiguiente no es posible la integración. Ya no sólo las barreras arquitectónicas hacen imposible la integración de las personas, sino también las propias barreras mentales de los individuos que componemos la sociedad.

El discurso social suele ser integrador en la mayoría de personas. De cara al público, gran parte de las instituciones tienen un buen programa de integración que permite a todo el mundo acceder a sus recursos, sin embargo, por algún motivo más sutil que permitir que todo el mundo acceda a todo, la integración a veces se queda en papel mojado.

¿Acaso no hemos definido bien que es integrar?

La definición de integración es la siguiente “Hacer que una persona se incorpore a algo para formar parte de ello“. Hasta aquí todo bien, teniendo en cuenta que generalmente las personas que necesitan y quieren ser integradas consiguen acceder a casi cualquier recurso. Pero a veces se está obviando la integración en el grupo, las relaciones sociales y eliminar la mirada lastimera, y más si hablamos de integración de personas con perfiles psiquiátricos.

Efectivamente avanzamos en el cambio de mentalidad y gracias a ello conseguimos derechos sociales que antes eran impensables, pero otras veces nos empeñamos tanto en eliminar la desigualdad que no nos damos cuenta que incluso la desigualdad es positiva dependiendo del asunto que trates.

Si por motivos obvios un niño de 3 años no se encuentra cursando una carrera de medicina porque supondría un quebradero de cabeza hacer comprender al menor los conceptos que ello implica, es posible que a veces nos empeños en integrar desde un punto de vista erróneo.

Es por ello que es necesario valorar cada situación desde su origen y desde ahí actuar, para dar la solución que efectivamente implique integración.

Es un placer absoluto encontrar diversidad de lo contrario la vida sería aburrida, por lo que quizás el concepto de integración tendría que definirse desde la óptica de la diversidad de oportunidades y no de la igualdad, puesto que lo cierto es que no existe un ser humano igual en todo el mundo, sin embargo, cada uno es esencial en el enclave social.

En muchas ocasiones cotidianas somos incapaces de aprender de la diversidad e integrarla en nuestras vidas puesto que nos asusta en exceso lo que es diferente a nosotros y por eso queremos que todo sea igual y clónico.

Y lo mejor de todo, la clave de todo esto está en el medio de las opiniones… como siempre.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

No cruces la linea

Un experto es alguien que ha cometido todos los errores que se pueden cometer en determinado campo”

Bohr

railway-rails-2738508_1920

Existe una delgada linea que separa el caos del orden.

Una linea de la cual estamos advertidos pero que muy bien no sabemos a que distancia se encuentra.

Es ese lugar en el que la indecisión se apodera de lo que está bien y lo que está mal. De lo que puede tener consecuencias maravillosas o convertirse en un auténtico desastre.

¿Qué intereses se esconden detrás de esas lineas? ¿Por qué una y otra vez sentimos haber caído en los encantos de la frontera que tenemos delante nuestra?

Resulta sorprendente pararse a escuchar las ideas de nuestros pensamientos. Cómo cosa tan “inmaterial” consigue dar un giro de 360 grados a nuestras acciones.

¿Existe la manera de hacer siempre bien las cosas?

Aún no he conocido a nadie que nunca se haya quedado con cargo de conciencia después de algo que haya sentido, dicho o hecho, porque lo cierto es que cada una de nuestras acciones generan consecuencias y por consiguiente son la puerta que nos invita a cruzar esa tan temible linea.

Pero como dice el proverbio con el que hoy inicio, sólo podemos convertirnos en expertos después de un largo recorrido de errores.

Quizás es complicado llegar a sentir que siempre estamos tomando buenas decisiones, pero un buen camino para comenzar a sentir esto es admitir que hasta nuestros errores han sido fruto de de decisiones, que aunque fueron malas, fueron correctas para continuar evolucionando.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

EL MIEDO

Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo”

Albert Camus

childrens-eyes-1914519_1920

¿Te has planteado alguna vez cómo consigues el respeto de los demás? ¿Educas a través del miedo de situaciones inventadas?

Llevo varias semanas reflexionando sobre nuestro sistema educativo, y no me refiero sólo y exclusivamente al legalmente establecido y a las materias obligatorias que han de conocer los menores. Estoy hablando del sistema que utilizamos en cada hogar para llegar a respetar las normas.

Para poder vivir en sociedad, por todos es sabido, que es necesario cumplir una serie de normas, ¿es así? Llegamos a cumplir esas normas por la educación que recibimos desde nuestra más tierna infancia, cuando cualquier cosa que hacemos nos parece un auténtico desafío al que enfrentarnos.

Aprendemos del error-acierto cuando nos dejan equivocarnos porque nuestros educadores suponen que no comporta un grave riesgo para nuestra integridad física. Pero, ¿qué ocurre cuando a nuestros padres les da un miedo atroz cualquier cosa que hagamos? ¿qué hacemos para evitar que los menores se lastimen? ¿qué técnicas empleamos para evadir la atención de las personas y que se dirijan a hacer otra cosa?

Generalmente, empleamos la técnica del miedo. Infundamos miedo en la otra persona, cortando así sus alas, para que pueda hacer lo que nosotros queremos que haga. De forma sutil, conducimos a la persona a que piense su miedo en vez de su deseo de crecer y aventurarse a conocer a través del ensayo error-acierto.

Nos cuesta mucho trabajo comprender que de los errores se aprenden, y aunque a veces esos errores hagan daño, lo cierto es que son errores que nos hacen evolucionar. Estamos educando a los menores desde la evitación del dolor, y por ello estamos creando a pequeñas personas que no sabrán enfrentarse a los desafíos del día a día. Enfrentar a los niños a sus propios límites, les ayuda a hacerse libre pensadores y futuros adultos que, pese a su miedo a errar, conseguirán llegar a donde se proponga.

Eso sí, es necesario educar bajo la premisa de valores morales que hagan a las personas libre pensadoras que favorezcan al bien común.

Por que… ¿que sería de la sociedad sin valores?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

SEPARACIONES QUE DUELEN

Quien no ha afrontado la adversidad no conoce su propia fuerza”

Benjamin Jonson

promise-2749751_1920

En Mi vida profesional estoy acostumbrada a lidiar con separaciones de todo tipo: separaciones de parejas, de hermanos, de amigos, de hijos con padres…

Es frecuente que hasta mi se acerquen personas que solicitan mi ayuda jurídica para separarse, pero cuando les pregunto qué les ha llevado a esa situación, en la mayoría de los casos ignoran el origen o la causa por la que en este momento se encuentran en el despacho de una abogada.

Cuando les hago esa pregunta es frecuente que ellos, a su vez, me pregunten a mi ¿Qué importancia tiene esa respuesta para una abogada? ¿Acaso lo que buscan de mí no es solamente ser ayudados a conseguir medidas personales y económicas lo más satisfactorias posibles?

Mi respuesta a dichas interrogaciones siempre es “SI PERO NO”. Sí, Porque eso aparentemente es lo que reclama la persona en ese primer momento. Pero NO es lo que necesita para alcanzar el sosiego que vienen buscando, ni es la forma de conseguir a través de esa separación que “el final de esa relación sea el nacimiento o principio de una vida mucho mejor”

Los seres humanos somos predecibles, muy predecibles. Basta observar de donde viene una persona para saber a dónde se dirige. Quien se dirige a separarse de su pareja, de su hermano, amigo o a poner fin a cualquier relación, y los motivos para que se produzca esa escisión son la rabia, el rencor de malos entendidos reiterados que han provocado una convivencia desalentadora y que convencen a esa persona para que achique circuitos en su vida, sin antes entender que esa persona de la que se separa les habla en realidad de su relación consigo misma, y que esa persona que tanto lo altera es solo un espejo a través del cual está viendo algo de sí misma que no le gusta, que desea bloquear y no mirar ahí, lo que obtendrá al separarse es solo una SEPARACIÓN FÍSICA, PERO NUNCA EMOCIONAL NI PSÍQUICA.

Para obtener el pretendido sosiego, equilibrio y bienestar deseado con la separación NO PODEMOS DEJAR QUE DECIDA SOBRE NOSOTROS LO QUE INCIDE EN CADA UNO, tenemos que operar sobre eso que incide en nuestra forma de dar respuesta a los problemas de nuestra vida. Eso supone, buscar en nuestro interior la respuesta automática que infecta nuestra vida cada vez que volvemos a ponerla en juego cuando nos encontramos ante situaciones similares Y, que provocan que dentro de nosotros salte la misma alarma que tantas veces, YA, salto y que siempre hace que obtengamos una situación resuelta de un modo que nos MANTIENEN EN EL SUFRIMIENTO.

En ninguna de nuestras vidas existen errores de diseño. Cuando en él recorrido vital nos salen al encuentro circunstancias, varias, que de una u otra forma inducen a la separación, sería bueno detenernos a mirar dentro de cada cual y encontrar que hay de similar en todas esas situaciones, que finalmente han terminado con una separación. Ese camino con nosotros mismos nos hará comprender QUÉ incide en nuestra mente que provoca que siempre demos la misma respuesta ante circunstancias distintas y, que una vez dada esa respuesta provoca que nos sintamos mal con nosotros mismos.

Hay una frase de J.L. Parise que a mí me impacta y que dice” El ego nos vende problemas en forma de soluciones y soluciones en forma de problemas”. Esta es una magnifica frase resumen del significado de este post.

Como abogada no deseo quedarme mirando solamente el problema jurídico que traen hasta mí a las personas, porque ese problema es solo la punta de flecha  de un problema que va mucho más allá y que infecta todas las áreas de la vida de esa persona.

Por tanto: “MIREMOS HACIA AHÍ”

M. Ángeles Puche Aguilera

Abogada experta en Derecho de Familia

Entra en AMAPUCHE: ¡podemos ayudarte!

Escribid vuestras preguntas y os contestaremos con la mayor brevedad posible a lo que necesitéis.

1 de Octubre

En la circunferencia, el comienzo y el fin coinciden”

Heráclito

hablar

La situación ha llegado a tal límite que parece insostenible lidiar con las posturas encontradas.

¿Cuál será el punto de inflexión?

Decir que la labor mediadora es esencial en un problema de este calibre es estar en lo cierto, es más, es la única vía posible para que todo acabe bien. Podría tardar más o menos la negociación pero sólo así se resolvería el malestar generalizado. Lo único que ocurre es que poca voluntad mediadora se ha vislumbrado en todo este proceso.

La mediación la hacen los mediados, siempre y cuando tengan la habilidad suficiente para desear abordar el problema de forma dialogada. Sin embargo, esta capacidad no es innata en el ser humano a no ser que éstos se interesen en desarrollarla en sus vidas. He aquí la imposibilidad de entablar dialogo en este conflicto del que os hablo.

¡Qué importante es vivir con la escucha activa!

Si no hay dialogo, ¿qué hacemos? ¿Nos cruzamos de brazos a esperar o analizamos desde donde yo estoy permitiendo que todo esto ocurra?

¡Qué falta de consciencia nos dirige! – valga el doble sentido.

¡Qué dificultad de utilizar el poder de la palabra para crear en vez de para destruir!

¡Qué retrógrada está resultando esta situación!

El conflicto de interés al que estamos asistiendo cada día al prender la televisión y ver lo que ocurre nos demuestra que para que se produzca la desescalada del problema primero es necesario que los dirigentes hagan posible en si mismos la habilidad de dialogar. De nada sirve hablar si no existe la voluntad conciliadora, que brilla por su ausencia en todo este proceso.

¡Qué triste es todo lo que está pasando!

O mejor dicho, ¡qué alegría descubrir que sólo bajo los principios de una vida consciente es posible resolver cualquier cuestión!

Os invito a atender, desde el prisma de la mediación, a que consideréis todo aquello de ambas posturas que está haciendo de esto un conflicto tan complicado.

Siempre hay posibilidad de que salgan todos ganando, pero siempre y cuando haya voluntad de ello… de lo contrario, “las victorias” sólo serán disfraces del fracaso en el éxito.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.