De lo políticamente correcto

Históricamente, las cosas más terribles resultaron no de la desobediencia sino de la obediencia”

Howard Zinn

lrthj_PC

Hace unos días que me planteo hacia donde estamos llevando todos la sociedad y los principios que la deberían regir. Resulta que cada vez que leo o escucho una noticia la percibo inundada de lo políticamente correcto. Esto se debe a la doble moral que se ha asentado en nuestra realidad del día a día que crece sin control por el uso continuo que hacemos de las redes sociales. Y ahora mismo está totalmente descontrolada.

El canon de belleza establecido en esta etapa histórica que atravesamos consiste en reflejar una vida saludable, ausente de conflictos, viviendo el presente y persiguiendo aceptar todas las realidades que siempre han existido pero que han estado brutalmente reprimidas. Aparentemente es esencial cumplir con los preceptos que contribuyen a cumplir con el canon de belleza y bienestar ya que de no ser así vas a ser tildado de intolerante o de negativo, pero lo cierto es que la linea que separa tal perfección del descontrol es tan fina que continuamente la estamos traspasando. Esta ola de positivismo se está convirtiendo en un grave problema que está afectando a los principios morales que hacen próspera una sociedad, pues está haciendo que nos olvidemos de esa parte oscura o negativa que hace que crezcamos como personas y evolucionemos como comunidad al ser lo único capaz de hacernos ver que no todo está permitido dentro de los principios de la evolución consciente.

Debemos partir de la premisa de que queremos alcanzar como sociedad. Si tenemos claro que queremos profundizar en la bondad del ser humano y en su ascensión como individuo que vive en comunidad debemos plantearnos que el dialogo certero y veraz, altamente menospreciado, está siendo olvidado. Sin embargo, si queremos conseguir vivir sin conflictividad alguna partiendo de no meternos a negociar las condiciones para alcanzar un “acuerdo de paz” porque perturba mi tranquilidad, lo estamos consiguiendo, ya que estamos convirtiéndonos en una sociedad altamente ficticia y superficial. Esto está contribuyendo al analfabetismo en la comunicación entre los seres humanos. Todos sabemos que es lo que quiere escuchar mi vecino o mi colega y aunque no tenga muy claro o ni siquiera me haya planteado profundamente porque quiere escuchar eso lo cierto es que lo suelto porque se que socialmente queda muy vistoso y me hace aumentar mi ego a un millón de corazones.

Esto se debe a una falta en el compromiso por la excelencia verdadera y a la ausencia de la buena educación. Pero, ¿qué es la buena educación? Consiste en hacerse consciente del origen de los problemas y trabajar la solución a través del reconocimiento verdadero del problema, siendo persistente en la batalla de controlar el descontrol que provoca el querer evitar el problema.

Creo que pocas personas nos paramos a reflexionar donde está la piedra que como sociedad nos hace caer en la trampa de repetir continuamente los mismos errores. Sin embargo, se hace de vital importancia hacerlo para dejar de escuchar historias políticamente correctas.

Qué es la vida sino una sucesión de Historias sin una solución que apueste por la eficacia de que trascendamos al ser humano.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

 

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

Anuncios

SIÉNTATE A REFLEXIONAR

Conversación entre dos o más personas que exponen sus ideas y comentarios de forma alternativa.

RAE

PERMITE QUE HABLAR SEA LA MEJOR OPCIÓN

Cuando no tenemos en frente un problema, todos creemos que seremos capaces de solucionarlo hablando.

No sé que ocurre en el transcurso del conflicto, pero lo último que quieren hacer las personas es sentarse a expresar sus ideas y ponerlas en común para llegar al buen entendimiento.

El ego, la culpa, la indecisión, la desconfianza, juegan un papel muy importante en todo este proceso de falta de comunicación. Sin embargo, está más que probado que las personas que se sientan a discutir sobre un asunto que les tiene enfrentados consiguen alcanzar una solución eficaz en tiempo récord.

Entonces… ¿qué ocurre? ¿Por que los seres humanos no conseguimos sentarnos a hablar antes que destrozarnos las vidas viviendo en conflicto?

¿Acaso preferimos seguir sintiéndonos victimas del mundo?

¿Acaso nos aporta placer saber que estamos sufriendo “por culpa” de un otro?

¿Acaso somos incapaces de combatir nuestros egos y pedir disculpas a tiempo por nuestros errores?

Recuerda: Tu conflicto bien mediado es un problema resuelto.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

 

EL MIEDO

Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo”

Albert Camus

childrens-eyes-1914519_1920

¿Te has planteado alguna vez cómo consigues el respeto de los demás? ¿Educas a través del miedo de situaciones inventadas?

Llevo varias semanas reflexionando sobre nuestro sistema educativo, y no me refiero sólo y exclusivamente al legalmente establecido y a las materias obligatorias que han de conocer los menores. Estoy hablando del sistema que utilizamos en cada hogar para llegar a respetar las normas.

Para poder vivir en sociedad, por todos es sabido, que es necesario cumplir una serie de normas, ¿es así? Llegamos a cumplir esas normas por la educación que recibimos desde nuestra más tierna infancia, cuando cualquier cosa que hacemos nos parece un auténtico desafío al que enfrentarnos.

Aprendemos del error-acierto cuando nos dejan equivocarnos porque nuestros educadores suponen que no comporta un grave riesgo para nuestra integridad física. Pero, ¿qué ocurre cuando a nuestros padres les da un miedo atroz cualquier cosa que hagamos? ¿qué hacemos para evitar que los menores se lastimen? ¿qué técnicas empleamos para evadir la atención de las personas y que se dirijan a hacer otra cosa?

Generalmente, empleamos la técnica del miedo. Infundamos miedo en la otra persona, cortando así sus alas, para que pueda hacer lo que nosotros queremos que haga. De forma sutil, conducimos a la persona a que piense su miedo en vez de su deseo de crecer y aventurarse a conocer a través del ensayo error-acierto.

Nos cuesta mucho trabajo comprender que de los errores se aprenden, y aunque a veces esos errores hagan daño, lo cierto es que son errores que nos hacen evolucionar. Estamos educando a los menores desde la evitación del dolor, y por ello estamos creando a pequeñas personas que no sabrán enfrentarse a los desafíos del día a día. Enfrentar a los niños a sus propios límites, les ayuda a hacerse libre pensadores y futuros adultos que, pese a su miedo a errar, conseguirán llegar a donde se proponga.

Eso sí, es necesario educar bajo la premisa de valores morales que hagan a las personas libre pensadoras que favorezcan al bien común.

Por que… ¿que sería de la sociedad sin valores?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.