TENGO SÍNDROME POST-VACACIONAL

Todos, una vez en la vida, tenemos derecho a creer que las canciones del verano han sido escritas especialmente para nosotros.
Massimo Gramellini

indiana-dunes-state-park-1848559_1920

Las horas contemplando el horizonte con la simple premisa de disfrutar de una cerveza y un rato de charla con tu pareja o tus amigos.

El momento de relax a primera hora de la mañana.

La ilusión por emprender un viaje hacia algún sitio desconocido o conocido.

Estas son algunas de las características de las tan ansiadas vacaciones que todos comenzamos en algún momento del año.

Las vacaciones sirven para recargar las pilas y para disfrutar del sólo placer de ser uno mismo. Sin embargo, la presión que nos creamos al compararnos con los demás hace que no podamos disfrutar de las vacaciones tal como debiéramos. Y aquí es donde surgen los problemas.

Las vacaciones están llenas de expectativas y como no se vean satisfechas nos convertimos en un saco de frustración e intranquilidad.

He conocido parejas que deciden poner fin a su relación tras las vacaciones por el simple hecho de convivir juntos y conocer a quien tenían al lado. Lo que no saben, es que generalmente los problemas se producen tras una falta de dialogo continuada en el tiempo, por la falta de ganas de dedicarse a ser feliz o bien por el cansancio del día a día.

Para afrontar la vida es necesario dialogar y apostar cada segundo por tu felicidad.

Recuerda que para poder vivir en paz se precisa el diálogo.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

 

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

Anuncios

1 de Octubre

En la circunferencia, el comienzo y el fin coinciden”

Heráclito

hablar

La situación ha llegado a tal límite que parece insostenible lidiar con las posturas encontradas.

¿Cuál será el punto de inflexión?

Decir que la labor mediadora es esencial en un problema de este calibre es estar en lo cierto, es más, es la única vía posible para que todo acabe bien. Podría tardar más o menos la negociación pero sólo así se resolvería el malestar generalizado. Lo único que ocurre es que poca voluntad mediadora se ha vislumbrado en todo este proceso.

La mediación la hacen los mediados, siempre y cuando tengan la habilidad suficiente para desear abordar el problema de forma dialogada. Sin embargo, esta capacidad no es innata en el ser humano a no ser que éstos se interesen en desarrollarla en sus vidas. He aquí la imposibilidad de entablar dialogo en este conflicto del que os hablo.

¡Qué importante es vivir con la escucha activa!

Si no hay dialogo, ¿qué hacemos? ¿Nos cruzamos de brazos a esperar o analizamos desde donde yo estoy permitiendo que todo esto ocurra?

¡Qué falta de consciencia nos dirige! – valga el doble sentido.

¡Qué dificultad de utilizar el poder de la palabra para crear en vez de para destruir!

¡Qué retrógrada está resultando esta situación!

El conflicto de interés al que estamos asistiendo cada día al prender la televisión y ver lo que ocurre nos demuestra que para que se produzca la desescalada del problema primero es necesario que los dirigentes hagan posible en si mismos la habilidad de dialogar. De nada sirve hablar si no existe la voluntad conciliadora, que brilla por su ausencia en todo este proceso.

¡Qué triste es todo lo que está pasando!

O mejor dicho, ¡qué alegría descubrir que sólo bajo los principios de una vida consciente es posible resolver cualquier cuestión!

Os invito a atender, desde el prisma de la mediación, a que consideréis todo aquello de ambas posturas que está haciendo de esto un conflicto tan complicado.

Siempre hay posibilidad de que salgan todos ganando, pero siempre y cuando haya voluntad de ello… de lo contrario, “las victorias” sólo serán disfraces del fracaso en el éxito.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

 

¿Estamos preparados para salir todos ganando?

Sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla cada día”

Goethe

2M8A9385

Ocurre, cuando nos levantamos cada mañana, que tenemos la opción de elegir vivir en libertad o de someternos a los dictados del otro.

A veces, la linea entre ambas es tan diminuta que nos cuesta trabajo distinguir si estamos actuando libremente o no, pues nuestros propios pensamientos nos impiden ver más a allá de lo real.

Creernos que el origen de todos nuestros males radica en lo que nos encontramos afuera es demostrarnos que nuestra capacidad de gestionar nuestros problemas carece de eficacia.

Es cierto que nos encontramos con situaciones fuera que no nos gustan, pero también es cierto que sólo nosotros decidimos si salir adelante o quedarnos estancados hasta que alguien llegue a salvarnos; si es que llega.

Resulta interesante dilucidar con la gente que nos rodea la cuestión de si podemos llegar a ser 100% libres, pues lo cierto es que, cuando tienes un grado mínimo de conocimiento del funcionamiento de la mente, descubres que es cuasi-imposible llegar a ese grado de libre albedrío.

Todo está sometido, al menos, a algún sistema o algún método, por consiguiente, somos libres de elegir que tipo de sistema queremos implantar en nuestras vidas para que todo aquello que hagamos resulte eficaz para conmigo y para con mi aporte del bien común. Pero no sin antes hacer una reflexión profunda de lo que realmente queremos para nuestra vida.

No es fácil enfrentarse a dos personas que acuden a ti para que ayudes a dilucidar su problema, puesto que cada una tiene unos intereses y unas necesidades completamente diferentes. Sin embargo, ahí radica la magia de mediar entre dos personas. En hacerles ver y comprender que son libres de hacer lo que deseen pero teniendo en cuenta que todo genera consecuencias y que sus elecciones deben sumar en la vida de ambos, nunca restar.

Realmente, ¿estamos preparados como sociedad para mediar nuestros conflictos de forma que todos ganemos y nadie salga perdiendo? 

Hay personas que se atreven a responder con un sí porque ellos mismos son capaces de enfrentarse a sus litigios personales con la actitud necesaria que conlleva que un procedimiento de mediación de conflictos sea gratificante; sin embargo, hay otro grupo de personas que dirán que no porque aún no comprenden que el origen de todos sus males se encuentra en la elección de vivir en la libertad de no echarle la culpa de todos sus males a otro.

Es por ello que cada mañana al despertar tenemos que ser conscientes que cada uno de nosotros elegimos ser libres o no.

Y tú, ¿sabes cual es la actitud que te ayuda a ser proactivo en tu vida?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

Por 13 razones

Si la vida te da 1000 razones para llorar, dale tu a la vida 1001 razones para sonreír

imagen_decorativa_13_razones_pizarra

No sé si todos los que estáis leyendo estas palabras conocéis de la existencia de la serie original de Netflix, “Por trece razones”. La serie trata de una chica de 17 años que decide poner fin a su vida porque no encuentra otra solución posible al infierno que estaba viviendo.

Antes de nada, tengo que aclarar que “por trece razones” es muy impactante porque refleja a la perfección el tan preocupante tema del acoso escolar.

Estas, mis palabras, son una reflexión sobre lo que refleja cada uno de los capítulos. Y es por ello que esta serie guarda 13 razones por la que tienes que verla.

He aquí mis 13 razones:

  1. Comprenderás que nuestras acciones más insignificante pueden derivar en puro caos.
  2. Descubrirás que nos comportamos según roles de conducta que nos impiden ver más allá de nuestro propio rol.
  3. Experimentarás la impotencia que genera descubrir que no estamos preparados para afrontar nuestros propios miedos.
  4. Lidiarás con el deseo de volver a tu propio pasado para no hacer algunas cosas que ya hiciste y que seguramente hirieron a alguien.
  5. Sentirás la necesidad de hacerte dueño de tus propias decisiones. De tu vida.
  6. Obtendrás la capacidad de empatizar con cada uno de los personajes, lo que te ayudará a empatizar con todas las personas que te rodean para poder encontrar una solución que evite el desastre.
  7. Contemplarás que el miedo a hacernos responsables de nuestras acciones nos vuelve inútiles.
  8. Juzgarás cada una de las acciones de los personajes para posteriormente comprender que existe un fallo en el sistema en el que vivimos porque éste no sabe dar respuesta a los problemas que tienen efectos devastadores en nuestras vidas.
  9. Identificarás tu comportamiento en cada situación con la que te enfrentas día a día.
  10. Serás consciente de que alguna vez has sido sujeto pasivo, acosador y acosado, porque lo cierto es que la linea que los separa es tan finita que es difícil no ser todo a la vez.
  11. Querrás aprender a desenvolverte en situaciones difíciles para dejar de ser cómplice del horror que nos rodea y que nos deja paralizados por no saber qué hacer.
  12. Destaparás toda la verdad existente detrás del acoso escolar.
  13. Necesitarás hallar lo que te impide actuar en situaciones incómodas para poder enfrentarlas con sabiduría, predisposición y valentía.

Seguramente, tú encuentres alguna razón más que no esta en esta lista. Porque lo cierto es que “por 13 razones” se enfrenta al desafío de hablar sin tapujos de un tema que siempre ha existido y que muy pocas veces afrontamos desde la óptica que nos permita comprender que todos somos objeto, causa y causantes del sistema que nos rodea.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

La Magia llega a Málaga

Decir que algo es Natural significa que se puede aplicar a todas las cosas”

Sócrates

IMG-20170825-WA0004

El 12 de Septiembre a las 19.30 la Sociedad Económica de Amigos del País recoge la presentación del libro de Anécdotas de Magia Iniciática, de parte de alguno de los autores que han hecho posible esta compilación de historias.

Un total de 25 autores relatan qué hicieron para llegar a cumplir sus objetivos y atravesar el arduo camino que los condujo a alcanzar el resultado pretendido. 25 historias que testimonian que sí es posible conseguir todo aquello que te propongas.

Si deseas que la realidad se presente ante tus ojos desde otra perspectiva, anímate y compra este maravilloso libro que lo tendrás disponible en la presentación de Málaga.

Deseamos que estés allí el próximo 12 de Septiembre en la Plaza de la Constitución, en pleno Centro Histórico.

Si tienes algún tipo de consulta, estribemos en el formulario que aquí presentamos.

 

¡Que tengas un día mágico!

DIVORCIO: FRUSTRACIÓN O LIBERACIÓN

Es tan corto el amor y tan largo el olvido…

Pablo Neruda

heart-905598_1920

Casi todos creemos que cuando estamos ante una crisis de pareja lo primero que tenemos que hacer es buscar un buen abogado que nos consiga una buena pensión para nuestros hijos, la posibilidad de quedarnos con el uso y disfrute de la vivienda familiar, o la guarda y custodia de nuestros hijos. En definitiva un abogado que nos consiga unas buenas perspectivas de futuro. Pocas son las personas que buscan abogados, que además de reconducir el tema legal aparejado a un divorcio, les ayude a reconducir ese mar de emociones en el que navega la persona que se aproxima a una Separación matrimonial

Por todos es bien conocido las fases a seguir cuando la convivencia en pareja se hace inviable, pero pocas personas son las que piensan en sus emociones, en cómo quedarán después de este proceso. Pocas conocen o se plantean el hecho de que cuando la justicia les dé su sentencia de divorcio – momento en el cual creen que alcanzaran su tranquilidad -, miraran ese papel, leerán sin entender el argot en el que esa sentencia está escrita y se apoderara de ellas un enorme sentimiento de VACIO. Vacío al comprobar que su vida de muchos años ha quedado condensada en dos o tres folios  en los que poco o nada se dice del problema personal que los llevó a solicitar justicia, Vacíos porque poco o nada interesó el drama familiar por el  que ha tenido que pasar la persona y que tras la sentencia está tan vivo o más de lo que estaba antes de dar comienzo el proceso de divorcio.

Así pues, cuando tengo frente a mí a las personas a las que voy a dar su sentencia, me encuentro en la mayoría de los casos que, en casi treinta años de ejercicio profesional, nadie o casi nadie lee la sentencia en ese momento. La cogen, preguntan tímidamente por los temas que les preocupaba hasta ese momento, las pensiones establecidas, el uso del domicilio familiar y quien se queda con la guarda y custodia de los hijos menores, y luego… continúan hablando de lo que siempre les preocupó realmente, el  dolor asentado dentro de ellas y al que no saben darle salida, la frustración que les ha provocado el matrimonio porque tienen la sensación de haber obtenido mucho menos de lo que esperaban.

Lo mismo que en el primer momento dirigieron sus fuerzas a obtener unas buenas medidas económicas que le permitiesen ver el futuro con confianza, ahora, después de tener en la mano su sentencia, tienen que lidiar con el verdadero divorcio: DIVORCIARSE DE SUS EMOCIONES. Tendrán que alinear sus sentimientos con el resultado o modo de vida que pretenden vivir en el futuro y ese trabajo es algo que les toca hacer a ellas, ya que no se lo concederá ningún juez. Por tanto el verdadero divorcio es el divorcio emocional, que constituye aquel momento  en el que por fin nos sentimos bien, nos sentimos como deseamos sentirnos, y eso pocas veces se alcanza cuando concluye o termina el divorcio legal.

            Hay muchas personas que se divorcian legalmente, pero que quedan durante mucho tiempo, y otras de por vida, vinculadas de manera permanente a su ex pareja. Y ello incluso cuando llegan a formar nuevas parejas. Son personas que temen las reacciones de sus ex compañeros, que piensan más en lo que el otro/a pensará sobre tal o cual cuestión que en lo que  ellos mismos desean, es decir, no se atreven a ser quienes son y a actuar como sujetos de sus vidas. Se divorciaron un día, pero un cordón invisible de emociones mal gestionadas los mantiene atados.

   Mientras los sentimientos provocados por el divorcio (la angustia, la culpa, la deuda y el miedo) siguen presentes en sus vidas, continuan siendo prisioneros a su expareja.

    Cada vez que ponen su mente en aquello que no quieren en lugar de bloquearlo, lo que están haciendo es dejarlo entrar.

      Cada vez que actúan por temor a lo que el otro/a piense, lo que hacen es inundar sus vidas de inexistencia, convirtiéndose en objetos que el otro/a maneja a su antojo.

M. Ángeles Puche Aguilera

Abogada experta en Derecho de Familia

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte

LA SOLUCIÓN AL ACOSO ESCOLAR

“La educación no cambia al mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”

Paulo Freire

                board-1521348_1280

       Ahora que acaba de iniciarse un nuevo curso escolar, desde nuestro despacho damos respuesta a un tema que a todos nos afecta pero que generalmente se silencia: El Acoso Escolar.

Puesto que el mundo no está libre de conflictos, preciso incluir nuevas figuras entre las aulas que enseñen y ayuden a los niños a gestionar su vida del mañana.

Queda desfasado el pensar que el sistema punitivo ayuda a la sociedad a solucionar los problemas, puesto que en esta sociedad en la que todo está castigado y positivizado se hacen o se dejan de hacer las cosas, por el miedo al castigo más que por una verdadera consciencia del bien común.Y es, tras la comprensión del significado del bien común y el trabajo con muchos niños – a título privado -, que he descubierto que con la mediación podemos evitar el acoso escolar.

Las instituciones educativas, tanto públicas como privadas, encaran el curso con la existencia de sus Planes de Convivencia. En dichos planes regulan el procedimiento que se llevará a cabo siempre y cuando surja algún conflicto en el aula. Todos los planes buscan tener un sistema de resolución de conflictos enfocado a reconocer y resolver un problema existente para, finalmente, restaurar la relación de las personas que se ven envueltas en una controversia. He leído infinidad de planes de convivencia, sin embargo, me he topado conque dichos planes son tinta sobre papel mojado, puesto que la realidad es que no se ponen en marcha por falta de iniciativa de los centros y falta de tiempo de los profesionales que en ellos trabajan.

En muchas ocasiones, los problemas son silenciados y su abordaje ha dejado mucho que desear ya que se ha obviado la existencia del conflicto o bien se han manipulado los acontecimientos ocurridos porque como explica “el abogado Pedro González al programa el objetivo (LA SEXTA) los centros educativos “niegan la mayor” porque asumir casos de acoso escolar supondría “un fracaso de su proyecto educativo“.

Para cumplir con los objetivos de estos planes – y hablo desde mi propia experiencia -, los niños precisan ser escuchados. Pero no escuchados exclusivamente por sus profesores, ya que dentro de su horario lectivo les es difícil por la cantidad de niños a los que han de atender y el grueso de trabajo que tienen.

Necesitan ser escuchados por alguien que sabe escuchar, además de por la persona con la que se les presenta el problema. Yo les he ofrecido mi escucha activa a infinidad de niños con los que he trabajado; he escuchado sus problemas y he jugado con ellos a encontrar juntos la solución, por que lo cierto es, que ellos mismos saben que solución deben darle a sus problemas. Lo único que ocurre es que no son conscientes de que pueden hacerlo porque nadie les ha dado ese espacio y esa valiosa atención. Y cuando se les otorga los resultados son 100% satisfactorios.

Con respecto a los adolescentes, he conseguido que se sientan adultos y por consiguiente responsables de sus propios actos y hacedores de su futuro.

La comunidad educativa en general (padres, profesionales y alumnos), para resolver los conflictos que se suscitan día a día,  tienen que disponer de dicho espacio de escucha y mediación, ya sea fuera o dentro de las aulas. Todo sale ganando, puesto que es más fácil analizar la sintaxis de una frase cuando las personas hemos sabido analizar el origen de algún problema interpersonal que nos ha ocurrido.

La Mediación está al servicio de todo aquel centro educativo que desee incluirlo en su quehacer diario. Y en concreto, mi capacidad de escucha y resolución de conflictos también lo está.

El mediador es la pieza fundamental en la resolución de las controversias que surgen dentro del entorno escolar, ya que el colegio es el lugar donde nuestros hijos pasan la mayor parte de su día a día. Es por ello que, al tratarse de una comunidad humana, se suscitan infinidad de problemas.

Desde los conflictos más simples a los más complejos, todos son tratados desde un mismo enfoque: el abordaje inmediato. A la hora de trabajar en el abordaje con los niños, incluyo concienciarles de que existe un conflicto y que ellos mismos han de contribuir a resolver el asunto con técnicas de diálogo que yo misma voy potenciando, pues de esta manera restauran las relaciones  que se habían roto y favorecen la buena convivencia.

Generalmente, se piensa que las disputas que ocurren en el colegio y los institutos son “cosas de niños o adolescentes”, pero lo cierto es que dichas “cosas de niños” acaban convirtiéndose en Acoso Escolar por no haberle dado respuesta inmediata cuando aún era un conflicto menor.

Los menores de edad son conscientes de la realidad que los rodea siempre y cuando así se la muestre en una sesión de mediación porque cuando no se les permite justificar sus actos conseguimos una eficaz respuesta a los avatares que surgen cada segundo. Es por permitirles la justificación, que muchas victimas se acaban convirtiendo en verdugos para darle respuesta a las horribles circunstancias que viven, siendo su vida de adultos un auténtico tormento puesto que no han tenido un sistema que les haya ayudado a ser conscientes de que es posible que nadie salga herido de una situación de conflictividad.

Los centros educativos necesitan las mediaciones que practico para dar respuesta a cualquier problema de convivencia, puesto que juntos podemos esclarecer cualquier hecho de forma que el proyecto educativo se cumpla y se ayude a los menores de edad a crecer y a madurar.

La mediación no es sólo un procedimiento de resolución de conflictos sino que es un sistema con el que genero buena convivencia, ya que es la forma de que todos ganen y nadie pierda al afrontar los conflictos cotidianos

.

Ángela Victoria Correa Puche

Abogada experta en Mediación

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

VIOLENCIA INVISIBLE SOBRE LOS MENORES

Me opongo a la violencia, porque cuando parece causar el bien éste sólo es temporal, sin embargo el mal es permanente”.

Mahatma Gandhi

divorce-644x483

¿De qué hablamos cuando utilizamos el término violencia invisible?

Nos referimos a cómo afectan a los hijos las dificultades que sus padres tienen de relacionarse. Hablamos de que los menores generan trastornos físicos y trastornos de comportamiento debido a la conflictiva relación interpersonal de sus padres.

Existen muchos padres, demasiados, que proyectan su sombra sobre sus hijos menores, librando a través de ellos una despiadada batalla de lucha de poder con ese otro progenitor, que en su día fue su pareja. No ven ni quieren darse cuenta de que sus hijos están llenos de brillo, de que son niños que buscan un espejo donde mirarse, que son seres que aprenden de sus padres a adquirir conciencia y, de que se programan para la vida a través de los programas que les transmiten sus padres, no tanto con las palabras que les dicen sino con las conductas con las que sus padres enfrentan las situaciones de la vida. Estos niños van a tener conciencia en el futuro de todo aquello sobre lo que han sido adoctrinados por sus padres.

Ningún menor debería de ser el lugar donde sus padres resuelven sus discusiones,  ningún niño debe ser manipulado ni sufrir ese tipo de maltrato disfrazado que consiste en que los padres manipulan la información que llega al menor y aderezan las vidas de sus propios hijos con una información distorsionada y negativa del otro progenitor hasta conseguir que pierda el contacto con él. Niños utilizados como armas arrojadizas para herir al otro.

Como sociedad tendríamos que escuchar la voz de alarma que supone dejar a los menores huérfanos de una de las dos energías parentales, femenina o masculina, que tanto necesitan para crecer en equilibrio. Existen padres y madres que ven como solución a sus propias vidas el hecho de separar a sus hijos menores del otro progenitor. Argumentan ante la justicia todo tipo de argumentos culpabilisticos  contra el otro para conseguir una resolución judicial que ampare su deseo de alejar al OTRO de la vida de su hijo/a. Son personas que se han puesto del lado de la conjunción “Separación= Solución.  Sin pararse a pensar, más allá de ellos mismos, en las consecuencias que a corto, medio y largo plazo tendrá para sus hijos esa omisión del otro progenitor, y lo que es peor, negándose a mirar a los problemas sociales, físicos, emocionales, familiares y de relación de todo tipo que se van a desencadenar en la vida de su hijo/a por tan equivocada y egoísta decisión.

Cuando un padre/madre pone límites a la relación de su hijo con el otro progenitor, está alejando al menor del legado que le pertenece, le está impidiendo crecer, le impide una vida armónica emocionalmente, está ejerciendo sobre el menor una violencia que no se ve, pero que al menor le merma sus posibilidades en la vida, su perspectiva en relación a lo que supone ser adulto, su alegría, su abundancia como niño.

Un niño precisa de la protección que le otorga su madre y de los límites que le enseña su padre y, si no obtiene ambos se le está condicionando su futuro, ya que su futuro siempre vendrá marcado por un pasado en el cual lo privaron del afecto de alguno de sus padres.

 Actualmente estamos construyendo una sociedad cada vez más enferma para nuestros menores. Es urgente que los padres dejen de dar la espalda a las necesidades afectivas de los menores,  que miren hacia sus hijos y sean sensibles con sus deseos. Es preciso que los hijos dejen de pagar el precio de nuestro corazón roto.

M. Ángeles Puche Aguilera

Abogada experta en Derecho de Familia

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte

 

LA DIGNIDAD DE LA PERSONA

Cuando estamos frente a personas dignas, debemos imitarlas. Cuando estamos frente a personas indignas, debemos mirarnos a nosotros mismos y corregir nuestros errores.”

Confucio

como-puedes-llegar-a-ser-realmente-libre-1

Hoy escribimos sobre algo más profundo.

El verano nos ayuda a reflexionar sobre la vida y es por ello que hoy traemos un tema muy bonito y lleno connotaciones naturalistas.

¿DE DÓNDE SURGE QUE ALGO SEA CONSIDERADO DERECHO HUMANO?

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana, LA ASAMBLEA GENERAL proclama la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Los Derechos Humanos son la parte del Derecho que atiende al respeto y protección de la Dignidad. Por lo tanto, de las exigencias fundamentales de la Dignidad del Hombre derivaran los Derechos Humanos.

La Dignidad es el “valor inherente al individuo por el simple hecho de ser individuo”, es decir, cada ser humano es valioso, sin distinciones; pero para ello, tenemos que abstraernos de los dogmatismos, y paradigmas que nos rodean y obviar la polaridad de “lo bueno” y “lo malo”. Es imprescindible re-conocer el carácter de valor en el hombre, pues es así como nuestro subconsciente ético trabaja a favor de la principal necesidad de los seres humanos: VIVIR EN PAZ.

De la Dignidad deriva el considerar a la persona como un fin en sí misma y nunca como un medio, como proponía el filósofo Kant. Por lo tanto, todo aquello que suponga tratar a la persona como un fin será considerado, desde la perspectiva ética y moral, un Derecho Humano.

De esta premisa, deducimos que la persona es dueña de sí misma, es capaz de tomar postura con respecto a los sucesos que le acontezcan. Por lo tanto, una de las características propias de los seres Humanos es su Insustituibilidad como individuo.

Así como, tenemos que tener en cuenta lo que Martha Nussbaum nos dice de que “hay cosas que son comunes a todos los seres Humanos, y por ende a todas las Culturas”. Con ello, esta filósofa se refiere a una Dignidad acompañada de la autonomía y la libertad del individuo. Por consiguiente los Derechos Humanos serán expresión de la Autonomía.

Supone un reto recordar que todos compartimos una existencia, y que de esa existencia se deriva la Dignidad. Los representantes del Comité Redactor, quisieron demostrar al mundo que a través del dialogo podemos reconocer la Humanidad que compartimos, así como la complejidad que nos une.

Podríamos justificar racionalmente, de mil maneras, la insuficiencia de la Declaración, pues vivimos atrapados en un sistema cultural en el que el paradigma de lo científico impera, por lo que todo aquello que no puede ser explicado de forma medible, no nos lo creemos, pero lo cierto es que “CUANDO ALGO ES BUENO Y REAL, TOCA LA CONCIENCIA DE LOS SERES HUMANOS”.

Ángela Victoria Correa Puche

Abogada experta en Mediación

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.