Acuerdo de Parentalidad

Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo

William Shakespeare.

girl-1641215_1920

¿Qué es un acuerdo de Parentalidad?

Es un acuerdo al que llegan los padres divorciados que contiene diferentes cuestiones sobre las que esa pareja deja constancia de cual es el protocolo de actuación ante diferentes situaciones de la vida de sus hijos.

¿Cuál es la finalidad de dicho acuerdo?

A través de este acuerdo, los padres se comprometen a velar por el bienestar de sus hijos a fin de evitar estar enfrascados en discusiones que de estar unidos no ocurrirían.

¿Qué se puede regular en un acuerdo de parentalidad?

Cuestiones tales como:

  • Los limites que se les va a poner a los menores.
  • la educación que los va a guiar.
  • el estilo de vida.
  • Actividades especiales (comuniones, cumpleaños…)
  • Actividades cotidianas
  • Relaciones con la familia extensa.

¿Cómo lo elaboramos?

A través de un proceso de mediación, en el que se elaborará el perfil de cada miembro de la familia a fin de alcanzar el acuerdo propio que rija la nueva situación familiar.

Y si el acuerdo queda obsoleto por la evolución de la relaciones, se volverá a negociar uno nuevo.

¿Qué requisitos son necesarios?

La buena voluntad y las ganas de salir victoriosos de unas relaciones que de no regularse pueden perjudicar el bienestar de los menores.

 

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

Anuncios

Cómo comenzar una conversación difícil

Las cosas buenas de la vida comienzan con una conversación.

needle-in-a-haystack-1752846_1920

En  reiteradas ocasiones me he topado con la angustia de saber que debía iniciar una conversación difícil con alguien. El sentimiento que se experimenta es el mismo que el que se debe sentir cuando se pierde algo y no sabes por donde empezar a buscar para encontrarlo.

Las conversaciones complicadas requieren una sencillez que pocas veces sabemos darla.

Para comenzar una conversación que no es de tu agrado con alguien a quien necesitas expresarle algo importante lo primero que debes tener el cuenta es que debes estar tranquilo. Este es uno de los puntos más complicados ya que pocas veces conseguimos estarlo sabiendo que debemos enfrentarnos a un reto.

Sin embargo, estar tranquilo no conlleva que no estés alerta ya que tienes que tener los 5 sentidos puestos en la situación para conseguir transmitir el mensaje que deseas expresar.

Además de estar tranquilo es necesario que tengas muy claro qué es lo vas a contar, pues de lo contrario divagarás en diferentes ideas que no te conducen más que a infundir error en la otra persona.

Una vez tengas claro tu mensaje es momento de qué te plantees que quieres que el otro reciba para emplear un lenguaje claro y conciso que reúna todas las ideas desde un enfoque resiliente a fin de evitar el rechazo del mismo.

Una vez iniciada la conversación empléate en conocer que siente la persona que está recibiendo tus palabras y permítele expresar su punto de vista.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

 

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

 

No consigo entenderme con mi hijo

Los buenos hábitos formados en la juventud marcan toda la diferencia.

Aristóteles, filósofo griego

girl-1848477_1920

La adolescencia es una etapa de la vida en la que cada persona se comienza a definir.

Las reglas que los padres han ido inculcando en la niñez son las que posteriormente pondrá el adolescente “en tela de juicio”.

A pesar de considerar la adolescencia una de las mejores etapa de nuestras vidas, por eso de vivir “ausente de obligaciones”, lo cierto es que cuando es atravesada nos topamos de frente con el mundo que nos rodea y pretendemos dejar de someternos a las reglas que creíamos estrictas desde el punto de vista de un niño para crear nuestras propias reglas. Esta lucha continua con el exterior nos hace experimentar una gran cantidad de frustración que se ve reflejada en las relaciones con los padres.

Una vez en la edad adulta, la persona va olvidando la cantidad de desengaños que vivió en su adolescencia, sin embargo, éstos crean una personalidad en base a esa experiencia vivida a fin de protegerse del daño causado y de adaptarse a las reglas que imperar en sociedad que nos rodea.

A nuestro despacho llegan padres que tienen que lidiar con toda la frustración de sus hijos adolescentes y no saben como entenderse para poder alcanzar un acuerdo sobre asuntos tales como el respeto a las normas de la casa, las horas de entrada o la salida o la progresión en unos estudios que le proporcionaran un buen futuro.

Cuestiones como estás nos las consultan diariamente y gracias al procedimiento de diálogo entre padres e hijos propuesto por la mediadora Ángela Correa consiguen alcanzar un acuerdo que trae paz a los hogares de muchas familias que ya han decidido poner punto y final a una situación tan desagradable como lo es la de estar en continua confrontación con un hijo.

 

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

De lo políticamente correcto

Históricamente, las cosas más terribles resultaron no de la desobediencia sino de la obediencia”

Howard Zinn

lrthj_PC

Hace unos días que me planteo hacia donde estamos llevando todos la sociedad y los principios que la deberían regir. Resulta que cada vez que leo o escucho una noticia la percibo inundada de lo políticamente correcto. Esto se debe a la doble moral que se ha asentado en nuestra realidad del día a día que crece sin control por el uso continuo que hacemos de las redes sociales. Y ahora mismo está totalmente descontrolada.

El canon de belleza establecido en esta etapa histórica que atravesamos consiste en reflejar una vida saludable, ausente de conflictos, viviendo el presente y persiguiendo aceptar todas las realidades que siempre han existido pero que han estado brutalmente reprimidas. Aparentemente es esencial cumplir con los preceptos que contribuyen a cumplir con el canon de belleza y bienestar ya que de no ser así vas a ser tildado de intolerante o de negativo, pero lo cierto es que la linea que separa tal perfección del descontrol es tan fina que continuamente la estamos traspasando. Esta ola de positivismo se está convirtiendo en un grave problema que está afectando a los principios morales que hacen próspera una sociedad, pues está haciendo que nos olvidemos de esa parte oscura o negativa que hace que crezcamos como personas y evolucionemos como comunidad al ser lo único capaz de hacernos ver que no todo está permitido dentro de los principios de la evolución consciente.

Debemos partir de la premisa de que queremos alcanzar como sociedad. Si tenemos claro que queremos profundizar en la bondad del ser humano y en su ascensión como individuo que vive en comunidad debemos plantearnos que el dialogo certero y veraz, altamente menospreciado, está siendo olvidado. Sin embargo, si queremos conseguir vivir sin conflictividad alguna partiendo de no meternos a negociar las condiciones para alcanzar un “acuerdo de paz” porque perturba mi tranquilidad, lo estamos consiguiendo, ya que estamos convirtiéndonos en una sociedad altamente ficticia y superficial. Esto está contribuyendo al analfabetismo en la comunicación entre los seres humanos. Todos sabemos que es lo que quiere escuchar mi vecino o mi colega y aunque no tenga muy claro o ni siquiera me haya planteado profundamente porque quiere escuchar eso lo cierto es que lo suelto porque se que socialmente queda muy vistoso y me hace aumentar mi ego a un millón de corazones.

Esto se debe a una falta en el compromiso por la excelencia verdadera y a la ausencia de la buena educación. Pero, ¿qué es la buena educación? Consiste en hacerse consciente del origen de los problemas y trabajar la solución a través del reconocimiento verdadero del problema, siendo persistente en la batalla de controlar el descontrol que provoca el querer evitar el problema.

Creo que pocas personas nos paramos a reflexionar donde está la piedra que como sociedad nos hace caer en la trampa de repetir continuamente los mismos errores. Sin embargo, se hace de vital importancia hacerlo para dejar de escuchar historias políticamente correctas.

Qué es la vida sino una sucesión de Historias sin una solución que apueste por la eficacia de que trascendamos al ser humano.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

 

Visita AMAPUCHE y ven a conocernos para que podamos ayudarte.

Si tienes alguna pregunta, pincha el enlace y formúlala. Te contestaremos con la mayor brevedad posible.

CONVIVENCIA

“La paz es hija de la convivencia, de la educación, del diálogo. El respeto a las culturas milenarias hace nacer la paz en el presente”

Rigoberta Menchú

girl-419444_1920.jpg

La CONVIVENCIA es aquella “acción de vivir en compañía de otro u otros”.

Al conocer la definición que la RAE usa para la palabra convivencia, me surge la duda de cómo define “compañía”. Pues bien, la compañía es “la unión y cercanía entre personas o cosas, o estado en el que se encuentran juntas”.

Es decir, la convivencia es “la acción de vivir en unión y cercanía de los unos con los otros, juntos”. Lo que lleva implícito la idea de re-conocimiento íntegro de lo que es “ser persona” y la valorización del otro con el que comparto la existencia por ser cercano a mí (parte de mi).

¿Esto qué quiere decir?

Teniendo en cuenta que educando de forma que las personas supiéramos que somos parte de un todo y que el daño que provocas a otro es un daño que te infieres a ti mismo, la convivencia sería un mal menor, puesto que estaría superada por una concepción del mundo diferente. Sin embargo, esto, aún, no ocurre.

Luego, tendremos que descubrir que todas las formas de entender la realidad son valiosas en sí mismas, porque finalmente persiguen lo mismo que todas: buscar el “por qué”/ “para qué” de la existencia del hombre. Pero, para que demos valor a todas las realidades, primero debemos romper con muchos convencionalismos y programas que nos impiden ver la luz al final del túnel. Pues es ahí donde se pierde el entendimiento de las realidades.

¿Cómo se concibe la convivencia?

Tenemos que comenzar reconociendo que la mayor parte de las personas se encuentran influidas por las palabras de sus iglesias y parten de unos esquemas pre-diseñados de lo que es la vida. En concreto, y extrapolando esta idea a la mente occidental, la religión judeo-cristiana llama a la tolerancia de unos pueblos con los otros, dándole a ésta el significado de convivencia. Pero, la tolerancia, como su propia etimología denuncia, significa soportar; es decir, de esta forma nos desviamos del concepto de convivencia que persigue la Cultura de Paz.

No podemos obviar que, como hemos nombrado, el ser humano anda en constante búsqueda del porqué de su existencia y que por ello surgieron las religiones dando “respuestas” a esas preguntas. Sin embargo, la mayor parte de esas soluciones adoctrinan y desligan de la finalidad que nosotros perseguimos: una Cultura de Paz.

Entonces, la convivencia es entendida, por la mayoría, como la tolerancia al otro, sin tener en cuenta que su concepción es negativa, de “soporte” y sin pararnos a reflexionar que la tolerancia es una artimaña de nuestro ego para considerar que somos “buenas personas”. Con esto integramos la idea de que existe la creencia sólida de que la polaridad (bueno-malo, pobre-rico) de nuestro universo es indestructible, y por tanto le damos fuerza a la idea de imposibilidad de una convivencia, puesto que finalmente nos desligamos de la esencia de la convivencia, ya que habrá unos “buenos que piensen que con la maldad es imposible convivir”.

Pero esto es un laberinto sin salida. Nosotros tenemos que preguntarnos si es posible convivir en base a lo que Cultura de Paz entiende como convivencia. Y la respuesta es afirmativa.

Uno de los retos que se fija la Cultura de Paz es fomentar y perseguir la interculturalidad como esencia, entre otras, de la convivencia. Como citaría J.A. Binaburo, en su artículo “Desafíos y retos de la educación para la convivencia en la nueva sociedad”, “la ciudadanía multicultural se debe ir tejiendo en una ciudadanía intercultural […]. Para construir la convivencia es necesario educar desde la ciudadanía compleja”. Si recordamos que nuestra realidad es holística y que lo que yo hago afecta al conjunto, en el momento en el que eduquemos para una sociedad que integre el binomio “bueno-malo”, y que descubra que todas las realidades existentes son posibles, estaremos ayudando a las mentes jóvenes a desarrollar una nueva realidad de convivencia intercultural y armónica.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

LOS VALORES

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica. Se llama VOLUNTAD.

Albert Einstein

business-1869266_1280

Los valores son “principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas”.

Valor proviene del latín “valere” que significa “ser fuerte”. Desde una perspectiva axiológica filosófica, valor es una “cualidad del sujeto”. Es decir, actuar conforme a unos valores consiste en vivir en conformidad a su significado y trascendencia, y por tanto, independizárlos de nuestro carácter egocéntrico.

Tenemos que señalar, que los valores y la ética se encuadran dentro de un mismo marco, pues la ética nos dirige a ser valientes; nos impulsa a actuar conforme a “las razones que justifican la adopción de un sistema moral u otro”.

Del cómo sea y elija ser el hombre, depende su ética.

En conclusión, el ser humano, como individuo racional, se rige por una serie de principios que preservan un valor o un conjunto de valores. Los valores están intrínsecamente ligados a la ética y, por consiguiente, a la moral. Ambas, configuran la forma de ser del sujeto.

Podemos definir valor como “el grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar”.

Pero, ¿cómo diferenciar cuales son los valores que contribuyen a la Paz y a la Justicia?

Debido a que como decían los sofistas, interesados por el asunto de la moralidad, “ésta va cambiando de ciudad en ciudad, de generación en generación; es decir, la cuestión de lo que es bueno y lo que es malo es algo que está en constante movimiento; es algo que fluye”, tenemos que partir del concepto de valores atemporales, que son aquellos que no se pasan de moda. Aquellos que en lo más profundo del corazón de cualquiera se reconocen como universales, quitando las capas culturales que nos adoctrinan. Aquellos que no pertenecen a nadie, pues son de todos.

Si entendemos la Paz y la Justicia como los principios que contribuyen a conseguir el estado de armonía que perseguimos, de ellos deduciremos los valores que los defienden.

Al ser todos los seres humanos iguales podríamos decir que como principal valor, para la cuestión que se nos sugiere, prime la DIGNIDAD.

Así como, de la aprehensión de la Dignidad como valor y como principio derivan toda una serie de valores como el RESPETO, la EMPATÍA y el AMOR, entre otros.

 

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

LO SOLUCIONÉ BAILANDO

Que el fin del mundo te pille bailando”

Joaquín Sabina y Chavela Vargas

IMG-20170724-WA0002

Todo comenzó con una frase en ese preciso momento en el que todas tus neuronas se dirigen a crear algo nuevo con el fin de ofrecerle a las personas que viven en este planeta algo que les ayude a vivir bien: ¿por qué no integras lo que más te gusta?

Lo solucioné bailando” son talleres dirigidos a todas las personas que andan buscando paz en sus vidas. Buscan comprender porqué se originan conflictos en sus vidas. Buscan un espacio en el que dar rienda suelta a su imaginación con la finalidad de darle soluciones creativas a sus problemas del día a día.

Mi formación como bailarina así como la licenciatura en Derecho, Cultura de Paz y Mediación me ha abierto un nicho de trabajo que estoy explorando a través de talleres con personas de diferentes edades. Desde niños hasta adultos, incluyendo sesiones presenciales en empresas para crear conexión entre los trabajadores de una misma empresa.

Lo solucioné bailando” es para hombres y mujeres que quieren desconectar de la inercia del día a día para experimentar el bienestar tras las sesiones.

¿Quieres realizar un taller en tu empresa? ¿Quieres organizar un taller con tu grupo de amigos?

Ponte en contacto con nosotros y concertamos una cita. Entra en el perfil de linkedin para contactar con nosotros.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

 

Cada loco con su tema

Que antes que nada soy partidario de vivir”

Cada Loco con su tema – Serrat

DSC00714

Mirando esta foto en la que se ve el fiel reflejo de la felicidad me he parado a pensar que últimamente los acontecimientos diarios sobrepasan el límite de lo idealmente soportado por cualquier persona del mundo.

No sé si os ocurre, pero desde hace un tiempo hasta aquí la sensación de que el tiempo va más deprisa se apodera de cada una de las actividades que hago. No se si trata de un presentimiento o sencillamente que soy consciente de la resonancia  schumann.

El caso es que experimento día a día como el tiempo discurre y las noticias que llegan del exterior son cada vez más catastróficas. La gran mayoría de los días no queda hueco para la bondad. Sin embargo, creo que estamos en la Tierra por eso. La sociedad me hace sentir nostalgia de aquel mundo que me imaginaba que era cuando desde la niñez todo parece más sencillo. Encontrar ese remanso de buenos quehaceres y buenas formas se está convirtiendo en todo un reto.

Y por supuesto que soy consciente de que es desde uno mismo desde donde se genera lo que te rodea, es por ello que me planteo que cada día es una magnifica oportunidad para ser mejor persona, porque lo cierto es que lo que veo en la sociedad me dispara a querer apartarme de ella. Pero creo que no es la solución.

Nos estamos olvidando de nuestra capacidad de comunicarnos a través de los gestos y de las caricias;

de las palabras sinceras que llegan al alma y no atraviesan y rompen en pedazos el corazón;

Nos hemos olvidado de lo que significa arrepentirse porque hemos abusado del pedir perdón sin sentirlo, sólo por quedar bien;

de que la amistad consiste en ser amigos, no en subir fotos a las redes sociales y darle a me gusta y comentar con muchos corazones y unicornios;

de que una familia es algo más que un grupo de whatsapp que se felicita por los cumpleaños;

de que el conocimiento sirve para ser mejor persona, no peor;

de que saber no vale nada si no demuestras que haces lo que sabes;

Nos hemos olvidado de llamar a ese amigo de toda la vida cuando le has traicionado;

de hablar con tu vecino cuando sientes que las cosas pueden hacerse de otra manera;

de celebrar cumpleaños con sándwiches y un globo en la puerta:

Nos hemos olvidado de porqué estamos aquí PERO a eso hemos venido: a despertarnos del sueño que nos hace olvidar que el TEMA es RECORDAR.

Mientras tanto… que siga cada loco con su tema.

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

 

¡Tu eres el culpable de que nos separemos!

La gente siempre le echa la culpa de lo que ellos son a sus circunstancias. Yo no creo en las circunstancias. La gente a la que le va bien en la vida va en busca de las circunstancias que quieren, y si no las encuentran, se las hacen… Se las fabrican”.

Wayne W. Dyer

pointing-1991215_1920

Además de ser un Despacho en el que resolvemos cualquier tipo de conflicto que nos planteen nuestros clientes, desde AMAPUCHE necesitamos comprender porque llegan a producirse las situaciones que nos presentan. Es por ello, que semana tras semana os dejamos unas pequeñas píldoras que os ayuden a vivir mejor.

El tema que hoy se nos presenta es el de averiguar quien es la victima en un proceso de divorcio. Sin entrar en cuestiones de violencia de género, cuya temática provoca grandes disputas, escribimos hoy acerca del papel que desempeñan los cónyuges en su proceso de separación.

Cuando escuchamos a alguien que nos está contando que va a divorciarse, tendemos a culpabilizar a alguno de los dos integrantes – a veces incluso a terceros –  del matrimonio de la ruptura del mismo, tal y como la persona que nos lo está contando está trasmitiéndonoslo. Es exactamente eso lo que acaba por dilucidarse dentro de los juzgados. Sin embargo, no nos detenemos en comprender que todo lo que nos están contando tiene su razón de ser en cómo han vivido desde el inicio de su relación, la vida en pareja.

Con ello quiero decir, que todo depende de la actitud de cada uno a la hora de afrontar una convivencia común. La convivencia no es fácil. Todo el mundo lo sabe. Si a esta convivencia le sumas la dificultad de estar en pareja, el lío aparece de inmediato, puesto que cada persona tiene su propio camino, sus necesidades y sus inquietudes, las cuales hay que compaginar con la persona que has elegido para formar una familia y vivir bien.

Pero, generalmente, nadie sabe como hacer eso y acaba olvidándose de quien era y quien quería ser antes de empezar su relación.

Sin embargo, llega un momento en el que casi todas las personas se replantean que han olvidado sus sueños y desean volver a retomarlos. Este es el momento en el que se producen la mayoría de separaciones o divorcios. Es aquí cuando uno de los cónyuges se siente prisionero en su matrimonio y decide huir echando la culpa a su compañero de haberle hecho olvidar sus sueños. No saben que este tipo de huida conduce exactamente al mismo puerto de salida en el que estaban antes de decidir acabar con su matrimonio puesto que el impedimento se encuentra, simplemente, dentro de ellos. No es la pareja la responsable de no conseguir ser quien se desea ser, es uno mismo que junto con sus miedos ha creado las circunstancias perfectas para no poder serlo.

Es de este modo, que dentro de un procedimiento de separación o divorcio no hay culpables; pese a existir infidelidades, desprecios o incomprensión. Lo único que existe es falta de comunicación. Falta de comunicación desde el primer momento en el que la pareja, antes de ni siquiera llegar a serlo se presentan y se dicen sus nombres. La ausencia de un diálogo certero conduce a todos los motivos que conocemos por los que las personas se separan.

Si estás en trámite de separación o divorcio, o conoces a alguien que lo está, recuerda que, para poder seguir hacia delante y no toparte nuevamente con una situación similar por la que decidiste acabar con todo, necesitas comprender  que no has hecho o que has hecho de más que te ha conducido al fracaso. Por ejemplo, si tu pareja se ha ido con otra persona, es que quizás os faltaba dejarle el espacio que se merecía.

Son admirables aquellas personas que consiguen mantener la comunicación en cualquier momento de sus vidas, porque ello les conduce a ser quienes son y les hace caminar dentro de los linderos de una convivencia sana y sin demasiadas interferencias.

En la comunicación está el éxito. Es necesario que te comuniques con tu ex-pareja pese a haber decidido acabar la relación, ya que de esta forma ambos conseguiréis seguir adelante y sin complicaciones.

Ángela Victoria Correa Puche

Abogada experta en Mediación.

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis. Lo haremos con la mayor brevedad posible.

3, 2, 1… Comenzamos!

Decía un maravilloso psicoanalista, que respondía a la realidad desde su experiencia cognitiva, que “su propio conocimiento era el único y el máximo tesoro que poseía. Cierto que esto es infinitamente pequeño y frágil frente al poder de las tinieblas pero una luz al fin y al cabo. Su propia Luz”.

Luz en el camino

¡Hoy estamos de estreno! Damos a luz un nuevo proyecto.

Un nuevo proyecto que desde las tinieblas de la idea, hoy se convierte en luz propia. Luz que al fin y al cabo es mi propia expresión.

Aquí compartiremos, Mª Ángeles Puche y Ángela Correa un poquito de nosotras, ese trozo de vida que llamamos profesión pero que ilumina cada paso que damos en nuestra vida, ya que el todo está en la parte y la parte en el todo.

Todo nace porque estamos enamoradas de comprender porqué se desarrollan los conflictos entre personas. Es por ello que este Blog es la respuesta firme y segura a los problemas que surgen día a día en el ámbito jurídico y de las relaciones personales. Desde el derecho y la mediación y sobre todo desde las emociones y la conciliación recorreremos pasajes que suceden día a día a miles de personas.

Acompañadnos en esta maravillosa aventura cada Martes en la que descubrirás un poquito más de ti a través del espejo del conflicto. ¿Te atreves?

Ángeles y Ángela