ALGUIEN A QUIEN BESAR

El hombre que ha empezado a vivir más seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera”

Hemingway

2M8A9411

Esta mañana sonaba una cover de la canción de Chainsmokers “Something just like this” en mi Spotify.

La belleza de la voz de la chica que versionaba en acústico está letra me ha hecho reflexionar en el mensaje de la letra.

Mi inspiración, hoy, se la debo a ella.

Ocurre que en el ir y devenir del día, en el paso acelerado del tiempo, en las horas de trabajo, nos empeñamos en imitar modelos imposibles de seguir que no son el reflejo de nuestra condición humana. Incitados por versiones de superhéroes, que al reflejártelos con un carácter cercano en las películas parecen objetivos alcanzables, nos topamos con una realidad del mundo que no sabemos enfrentar a la hora de la verdad.

Sin embargo, nos olvidamos que en el silencio de la noche, en la fuerza de un abrazo, en el beso suave de alguien amado, en el jolgorio de una fiesta, en la tranquilidad de las olas del mar, incluso en el riesgo que supone decirle la verdad a alguien, se encuentra ese instante de felicidad que todo ser humano persigue.

¿Alguna vez te has parado a pensar que no te va bien porque sigues un modelo erróneo de conducta?

Nos venden modelos de conducta incapaces de darnos lo que de verdad precisamos y buscamos para nuestra vida, porque como bien dice la canción “soy incapaz de verme reflejado en un superman o un spiderman“. Sin embargo, son mensajes tan sutilmente potentes los que lanzan estos modelos que nos creemos capaces de hacer las cosas de la misma forma que estos modelos que, por condición humana, se escapan de nuestras posibilidades.

Seguramente, tu, al igual que yo, también deseas que todo te vaya bien, que tu vida sea estable y que no te veas sumido en la preocupación continua por no saber muy bien qué rumbo lleva tu vida.

Pues bien, tenemos una serie de potenciales que rechazamos de pleno por el simple hecho de que somos incapaces de mirar hacia donde de verdad nos hace crecer, es por ello que nos quedamos con el modelo infantil del superhéroe o la princesa de cuento. Esto, tarde o temprano, nos conduce justo donde nunca habíamos querido llegar.

Por eso, simplemente aprende a desarrollar las habilidades que tanto aprecias de esos modelos, desde las posibilidades de tu condición y mira dentro de ti para descubrir cómo puedes hacerlo. Utiliza esos mensajes como los mitos que te explican que habilidades puedes desarrollar.

Lo cierto es que simplemente quiero ser alguien a quien acudir, alguien a quien besar,  alguien en quien confiar… desde un modelo que me sirva para alcanzarlo.

Y Tú, ¿qué modelo quieres seguir? ¿quién te arriesgas a ser?

Ángela Victoria Correa Puche

Mediadora de conflictos entre personas

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Estamos deseando recibir vuestras preguntas y contestaros a lo que necesitéis.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s