¿QUÉ ES UN CONFLICTO?

Lo importante es no dejar de cuestionar. La curiosidad tiene su propia razón de existir.

Albert Einstein.

punto-interrogativo

Hoy traemos una pregunta abierta: ¿Qué es el conflicto?

Adentrándonos en el tema, para responder a esta cuestión debemos comenzar por aclarar que existen numerosas teorías que han estudiado el conflicto ofreciéndonos un panorama lo suficientemente concreto que nos ayuda a comprenderlo.

Para contestar a esta pregunta tenemos que asomarnos a concret cada uno la definición que damos sobre lo que es el CONFLICTO. Además, como ya recogimos en un post anterior, es importante saber cual es nuestro COMPORTAMIENTO ante el mismo ya que esto vendrá influenciado por lo que nos hace SENTIR estar envuelto en un problema. Generalmente, nos centramos en el conflicto manifiesto, es decir, algún problema en concreto. Sin embargo, es importante adentrarnos en aquellas cosas que hacen que se produzca un conflicto.

Generalmente, en un problema influye:

  • La idea que tenemos de que algo es un problema.
  • El comportamiento que genera esa idea.
  • Lo que sentimos en una situación concreta.

Por tanto, partimos del conflicto intrapersonal. Ese que ocurre a nivel interior ya que el problema manifiesto puede venir disfrazado de múltiples formas y por consiguiente desviarnos del tema principal de este post: definir que es un conflicto.

Kurt Lewin lo entiende como una “situación en la que unas fuerzas de magnitudes iguales actúan simultáneamente en direcciones opuestas sobre el individuo”. Freud lo vincula con el desarrollo psíquico del individuo: sin conflicto no habría evolución. Por lo que, comprender que es el conflicto y desde que perspectiva se aborda la idea de que algo es conflicto es la preciso para emprender el camino hacia la disolución del mismo.

Nuestra respuesta inmediata cuando ocurre el conflicto está basada en lo que creemos del conflicto, que deriva de lo aprendido por nuestra cultura y nuestra educación

(Soria y otros, 2008: 22).

Partiendo de la consideración de que el conflicto es universal, debemos encarar la materia recordando que para poder emplear técnicas de negociación y mediación con las personas que presentan un conflicto, primero tenemos que saber qué es un conflicto y, posteriormente, guiar a la persona al origen del conflicto que se le presenta en su vida. Para ello, es fundamental radiografiar el conflicto y comprender para qué se producen, pues, no podremos resolver qué nos indica el conflicto manifiesto si previamente no entendemos la naturaleza del mismo, es decir, de donde proviene.

Lo primero que observamos en el conflicto es su apariencia manifiesta, la punta del iceberg, creyendo que esta apariencia es el principio y el fin del conflicto, sin embargo, el conflicto presenta una serie de características “ocultas”, origen de la situación conflictiva, que mediante el proceso de la escucha activa son posibles de revelar. Estas características son las que nos ofrecen el camino para su disolución, pues son ahí donde reside el motivo del conflicto manifiesto, y donde todo conflicto cobra sentido.

Atendiendo a lo aquí expuesto… Para mi, un conflicto es la oportunidad de transcender mi propia realidad.

¿Qué es un conflicto para ti?

Ángela Victoria Correa Puche

Abogada experta en Mediación

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s