LA ACTITUD ANTE EL CONFLICTO

Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar y eres tú mismo.

Aldous Huxley

20160721_133632

La comprensión de las leyes que rigen el universo, así como habitar la vida conforme a ellas, es una clave fundamental para desenmascarar lo que el conflicto viene a enseñarnos.

Los conflictos aparecen en el camino evolutivo como síntoma de la transformación que se ha de ir realizando para conseguir el fin de la existencia. Para alcanzar un plena presencia en nuestras propias vidas debemos valernos de buenas herramientas que nos ayuden a comprender qué rige y qué crea un conflicto.

Si queremos lograr la disolución de un problema es preciso atender a cada una de las circunstancias que nos rodean, ya que todas nos hablan de lo mismo. Descubrir hacia dónde va dirigida la energía conflictiva y desde donde se encarna el conflicto será el primer paso que debemos dar si estamos apostando por aprender de las dificultades.

Parto de la premisa de que somos seres conflictivos. Ésta premisa unida a la deducción de que los conflictos vienen a mostrarnos aquellos aspectos en los que estamos estancados en nuestras vidas, impulsa a precisar de un método que ayude a transformar para disolver nuestros problemas, ya que de este modo se nos aparecen los senderos por los que caminar para evolucionar.

El conflicto es aquel extraño ente que aparece en las vidas de todos los seres humanos para ofrecernos la oportunidad de superar los límites de nuestra propia humanidad.

Tradicionalmente, se ha entendido el conflicto negativamente debido a la unión que hemos hecho con la violencia y la destrucción. Desde esta perspectiva, los expertos en el tema explican que las actitudes ante el mismo serán competitivas (“Yo gano – Tú pierdes/cedes”). Dichas conductas generarán un comportamiento auto destructivo, caótico y competidor. Sin embargo, una disputa puede ser contemplada como algo destructivo o como clave para la transformación de uno mismo.

Por tanto, de nuestra actitud dependerá el desenlace de la historia. La Física Cuántica, la teoría del espejo y o la teoría del efecto observador explican de manera clara que el conflicto aparece por nuestra influencia sobre el mismo. Desde una perspectiva transformativa, la postura que tomemos será cooperativa, de participación para la disolución de las dificultades, lo que nos hace tomar conciencia de que el “Yo gano – Tú ganas” es la fórmula precisa para el éxito .

No obstante, para ello, se requiere andar un camino en el que habrá muchas dudas que resolver si queremos disolver el problema.

A través, de la comprensión de la estructura de un conflicto conoceremos la finalidad que tiene nuestras vidas, que es el modo en el que lo transformaremos para disolver nuestros problemas.

Ángela Victoria Correa Puche

Abogada experta en Mediación

Entra en AMAPUCHE y conoce en qué podemos ayudarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s